3 de marzo de 2014 / 08:40 p.m.

Monterrey.- Una carambola entre unos 20 vehículos sin que hubiera personas lesionadas trastocó la vialidad, de nueva cuenta, de la carretera a Saltillo debido a la nula visión que había por la neblina.

El accidente sucedió alrededor de las 13:00 horas en el kilómetro 49 de la libre hacia Monterrey, a la altura de la comunidad conocida como El Jonuco.

Uno de los principales participantes en el percance fue Aureliano Muñoz Nava, que manejaba un tráiler con razón social "Transportes Julián de Obregón", quien dijo que llevaba productos para el aseo personal de la Ciudad de México a Monterrey.

Dijo que debido a que no veía bien por la densa neblina, no se percató a tiempo que estaba un tráiler parado detrás de una pipa de la empresa "Gas Express".

Con la pesada unidad que manejaba alcanzó a impactar al tráiler de "Auto Líneas América" y este a su vez la pipa.

"La neblina no me dejaba ver bien, venía despacio, pero alcancé a esquivar poco pero le pegué al tráiler, la verdad estoy vivo gracias a Dios, de milagro estoy vivo", expresó el hombre, quien traía sólo una herida leve cerca de su ceja izquierda.

El resto fue lo mismo: al querer frenar para evitar el choque, el resto de los vehículos, tanto de carga como particulares e incluso ambulancias y de cuerpos de auxilio, chocaron entre sí.

Una ambulancia de la Cruz Roja Metropolitana fue impactada por un tráiler, esta a su vez chocó una unidad de Protección Civil de Santa Catarina y así sucesivamente hasta golpear un camión de los Bomberos que acudían al auxilio.

Delante de esta carambola, un tráiler con razón social "Transportes Bonampak" quedó volcado hacia su costado derecho, sin que hubiese personas lesionadas.

Durante dos horas permaneció cerrada la carretera de Saltillo hacia Monterrey, por lo que el personal de la Policía Federal de Caminos tuvo que desviar el tráfico allá por la autopista o de lo contario, los conductores tenían que esperar que se abriera.

A las tres de la tarde fue reabierta la circulación de la citada arteria, lo que vino a ser un alivio para todos.

Iram Oviedo