5 de julio de 2014 / 01:10 a.m.

Monterrey.- El policía de San Nicolás niega ser el responsable del asesinato de su mujer y el hijo de ella, pero sigue siendo el principal sospechoso del hecho, por lo que la Procuraduría de Justicia tratara de acreditar su responsabilidad con pruebas periciales, mientras permanece arraigado.

Víctor Hugo Díaz Hernández, de 28 años de edad, quedó retenido por 30 días, en el transcurso de la madrugada de este viernes, y a disposición del agente del Ministerio Público que integra la averiguación del macabro homicidio que trascendió el pasado miércoles.

Antes ser trasladado a las celdas de la Agencia Estatal, donde deberá cumplir el arraigo, Díaz Hernández compareció dentro de la averiguación previa que integran por el homicidio calificado de como Brenda Esmeralda Sandoval Velazco, de 25 años de edad, y su hijo de Carlos Eduardo Jáuregui Sandoval, de 7 años.

En esa diligencia confesó que encontró a su esposa con otro hombre, en el domicilio que compartían en la colonia Floridos Bosques del Nogalar, en San Nicolás.

Díaz Hernández explicó que se enfrentó a golpes con el sujeto, quien tras el pleito, en el que le dio un fuerte golpe en la cabeza, huyó del domicilio, donde solo se quedó con su mujer.

Mencionó que no era la primera vez que su esposa sostenía una relación sentimental con otra persona, pero aseguró que como en ocasiones anteriores, solo discutieron por su infidelidad.

Agregó que en ningún momento le causó daño a ninguna de las dos víctimas que fueron calcinadas.

Aunque, Víctor Hugo insiste en su inocencia y en que fue agredido por su rival de amores, pero dicho testigo negó haber tenido un enfrentamiento a golpes con él.

Para confirmar o descartar la versión del uniformado nicolaíta, peritos de la Procuraduría de Justicia analizan diversas evidencias que encontraron en el interior del domicilio que compartía con las víctimas.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL