MAYTE VILLASANA
19 de julio de 2017 / 07:19 a.m.

MONTERREY.- Por más de 30 minutos un conductor en aparente estado de ebriedad, puso en jaque a los agentes de Tránsito de Monterrey en un retén antialcohol al negarse a descender del auto, en el Centro de la Ciudad.

Fue a las 3:30 de la madrugada de este miércoles cuando el automovilista trató de evadir el filtro localizado sobre la avenida Colón y la calle Zuazua.

Como presentaba evidente estado de ebriedad, le solicitaron que descendiera del vehículo, pero tras la negativa, comenzó la discusión. 

Jesús Camarena Plasencia, de 26 años, aceptó que regresaba junto a su amigo de un bar, pero negó haber ingerido bebidas alcohólicas, sin embargo su actuar fue complemente distinto, según las autoridades, porque incluso comenzó a sentir náuseas.

Los elementos trataron de convencer a los tripulantes a que descendieran del vehículo, pero éstos simplemente se resistieron.

Fue finalmente cuando el automóvil Gol color gris fue subido a la grúa con el copiloto y su conductor, quien aseguraba que la práctica era ilegal.

Cabe señalar que los operativos continúan en el área metropolitana con el objetivo de que conductores viajen bajo el influjo de bebidas embriagantes, y con ello, reducir el índice de accidentes relacionados con el alcohol.

Estos filtros se realizan de modo itinerante en varios puntos de la Ciudad, por lo que el exhorto de las autoridades es que los ciudadanos no cometan en este tipo de prácticas que además son sancionadas.


mmr