ISRAEL SANTA CRUZ
5 de mayo de 2015 / 10:58 a.m.

Monterrey.- El Gobierno de Nuevo León negó la versión de que ocho elementos de Fuerza Civil hayan sido privados de su libertado y aclaró que sólo estaban escondidos para evitar el enfrentamiento con un grupo de delincuentes que los superaba en número, pero aceptó que sólo una mujer policía fue secuestrada, quien apareció en el municipio de Parás.

Jorge Domene Zambrano, vocero del Gobierno Estatal, aclaró que desconocen la versión de que los policías nuevoleoneses hayan sido rescatados por elementos de Fuerza Tamaulipas, pues aseguró que Fuerza Civil de Nuevo León es la que acudió en apoyo de los uniformados, quienes se habían internado en territorio tamaulipeco.

En el primer enfrentamiento un oficial resultó con heridas que le causaron la muerte, al ser emboscados. Elementos que los seguían a distancia en otra unidad, pidieron refuerzos, tras lo cual se internaron entre la maleza para evitar el enfrentamiento, y horas después fueron hallados por sus compañeros que acudieron en auxilio, salvo la mujer, que no fue identificada.

Domene Zambrano aseguró que ella apareció por su propio pie, en Parás, este lunes poco antes del amanecer, pero no dio mas detalles.

"La información que tenemos es la propia de los elementos, que están sanos y salvos, que son ocho de ellos.

La única persona que estuvo privada de su liberad es la policía, que afortunadamente apareció hoy por la mañana, sin ningún daño", declaró Domene Zambrano.