27 de noviembre de 2014 / 03:36 a.m.

Monterrey.- La familia Ponce nunca imaginó que, de la noche a la mañana, el destino les cambiaría por completo, y lo que era felicidad se convertiría en tristeza y desesperación.

El cuerpo de Don Alejandro Ponce Medina, de 61 años, permanece en un ataúd, un día después de que perdiera la vida al recibir una descarga eléctrica mientras trabajaba como albañil en la colonia Del Valle, en San Pedro.

Además del dolor por la irreparable pérdida, los deudos tienen que enfrentarse a la actitud evasiva del patrón de Don Alejandro, Doroteo Cabrera Castillo, quien se ha negado a responder y a respaldar a los familiares.

"Con él no se ha entablado diálogo. Nos mandó a su hijo. Su hijo nos ofrece un servicio que no quisimos aceptar, porque no era cerca de la localidad, y él dice que no tiene ni un peso para ayudar", indicó Claudia Marcela Hernández Vázquez.

La nuera del ahora occiso consideró injusto el trato por parte del contratista, pues Don Alejandro laboró para él en la construcción durante más de 17 años.

"(Esto es) Completamente injusto. –¿Qué llamado le hacen primeramente a este señor? –Pues que dé la cara. Que dé la cara y que se haga responsable de las cosas, porque fue un accidente de trabajo", reiteró.

Ante la problemática que están enfrentando, pues son personas de condiciones económicas humildes, los deudos pidieron la intervención de las autoridades laborales.

"Que se acerque alguien a asesorarnos. Que nos asesoren, porque pues no nos ha asesorado nadie, y aparte fue un accidente de trabajo", dijo, mientras la observaban los hijos y nietos de Ponce Medina.

Don Alejandro siempre se distinguió por el cariño hacia su esposa, sus cuatro hijos, yernos y nueras, así como hacia sus 14 nietos, quienes ahora lo extrañan.

"Pues él era un gran hombre, abuelo, papá… era una gran persona. Una persona muy querida, mucho, mucho. Era muy responsable, sobre todo en su trabajo", concluyó Claudia Marcela.

Ella y el resto de la familia del albañil esperan que el contratista Doroteo Cabrera, cuya oficina se ubica en la colonia Mitras Norte, asuma su responsabilidad, por no proteger adecuadamente a sus trabajadores.

Los restos de Alejandro Ponce son velados en las capillas del DIF Municipal de Santa Catarina, en la avenida Manuel Ordóñez.

Este jueves a las 10:00 de la mañana el cortejo partirá rumbo al panteón Santa Catalina, donde le darán cristiana sepultura.

Sus familiares tuvieron que pedir dinero prestado para darle trámite a los funerales.

Ponce Medina tenía su vivienda en la calle Fray Juan de Zumárraga, en la colonia Villas del Obispo, del municipio de San Pedro.

El accidente que acabó con su vida ocurrió alrededor del mediodía del martes en una casa en remodelación, en el cruce de Río Papaloapan y Río San Joaquín, en la colonia Del Valle Norte.

TEXTO Y FOTO: Agustín Martínez