ZYNTIA VANEGAS Y MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de marzo de 2016 / 10:00 a.m.

Monterrey.- Una niña de 13 años, originaria de Monterrey, que tenía dos años de vivir con sus padres en Houston, Texas, se encuentra desaparecida tras la muerte de su padre, por lo que su madre pide la ayuden a encontrarla.

La señora Adriana Cavazos explicó que hace dos semanas llegó a Monterrey por un asunto de salud y dejó en Houston a su esposo César Coronado e hija Adriana Coronado Cavazos. El pasado jueves habló con ellos, pero el sábado recibió una noticia lamentable: su esposo fue encontrado muerto a disparos y la camioneta incendiada en Katy, Texas, a 50 kilómetros de Houston, y hasta el momento su hija no aparece.

Adriana Coronado
Adriana Coronado fue vista por última vez junto a su padre | ESPECIAL

"El sábado yo traté de comunicarme con ellos y ya no los pude localizar, ni a mi hija ni a él. Por la noche intenté de nuevo llamar al teléfono de mi esposo y me contestó una mujer y me dijo que mi esposo había sido asesinado y que habían encontrado el teléfono de él, tirado. Mi hija estaba con él y no sabemos más. Mi hija no ha aparecido desde entonces", mencionó Adriana Cavazos.

La mujer aseguró que son una familia unida, trabajadora, que no viven con lujos y que no tienen problemas con nadie, por lo que se encuentra asombrada ante esta situación.

"Nosotros nunca hemos tenidos enemigos. Hemos sido un matrimonio sólido, estábamos por cumplir 20 años de casados. No sé qué pasó, no sé si quisieron asaltar a mi marido, no sé si lo confundieron, la verdad no sé qué pasó con él. De saber mi marino que iba a estar en peligro jamás hubiera expuesto a mi hija".

Adriana Coronado
Las autoridades de EU inciaron la búsqueda de la menor | FOTOGRAFÍA: FBI

FBI BUSCA A ADRIANA CORONADO

El fin de semana la policía en Katy, Texas, lanzó un Alerta Amber para localizar a Adriana Coronado, indicando que la menor pudo haber sido secuestrada; este martes el FBI se unió a la investigación de la desaparición.

Ambas autoridades creen que la adolescente está en peligro y que pudo haber sido secuestrada después de que se descubriera el cadáver de su padre, baleado y tirado en una zanja en la zona de Houston.

La madre aseguró que no ha recibido ninguna llamada solicitando algún rescate, y al no tener a nadie más en Estados Unidos, se encuentra en Monterrey en la colonia Mitras Sur donde vive su familia.

La mujer y sus familiares acudieron ayer a una misa en el Templo de Santo Niño Jesús de la Salud, para pedir encontrar a la menor que estudiaba el noveno semestre y no tenía novio, pues mantienen la oración y la esperanza de que Adriana pueda estar perdida, por lo que piden a quien llegue a verla dar aviso a la policía.