SANDRA GONZÁLEZ
12 de abril de 2017 / 12:12 p.m.

MONTERREY.- Con pasión pero también con alegría, pequeños que asisten a la catequesis de la Parroquia Santa María Goretti representaron el viacrucis.

El escenario fue la Paza del Ferrocarril, ubicada en las calles Miguel Nieto y Guadalupe Victoria, de la colonia Industrial en Monterrey.

Debido a lo cansado que podría resultar para los menores, esta representación comenzó el lunes con última cena y el lavatorio de pies, se realizaron cinco estaciones por día y este miércoles concluyó con la crucifixión.

La tradición tiene más de 15 años y en esta ocasión le tocó a César Ángel Maldonado Ruiz de ocho años, personificar a Jesús.
Él se trasladó junto a su familia desde el municipio de Escobedo como otros tantos niños que llegaban de otras partes del área metropolitana.

El viacrucis fue coordinado por el parroco Felipe de Jesús Sánchez.