AGUSTÍN MARTÍNEZ | MULTIMEDIOS DIGITAL
22 de septiembre de 2015 / 08:09 p.m.

Escobedo.- A su corta edad, la única ilusión de Ángel y Cristian, quienes tenían apenas un año de haber llegado de su natal Torreón, Coahuila, era  trabajar, salir adelante y ayudar a su familia. Pero aquellos deseos fueron consumidos por el fuego.

Ángel Bermúdez Mares, de 16 años, y su sobrino Cristian Bermúdez Cerda, de 17, son las dos víctimas mortales del incendio ocurrido en Escobedo.

Los adolescentes son recordados con cariño. Habitaban en la colonia Los Olivos, cerca del lugar de la tragedia.

"¡Ande! Pues es que ellos eran unas personas que convivían mucho con nosotros. Ellos llegaban de trabajar y se ponían a jugar aquí afuera, o nos íbamos todos juntos a la placita a que jugaran. Eran muy juguetones con los niños más chiquitos.”, recuerda con tristeza María Guadalupe, madre y abuela de las víctimas.

Los deudos se siguen preguntando qué fue lo que pasó. Cómo ocurrió todo y porqué los dos adolescentes no pudieron ponerse a salvo.

No había salida de emergencia, no había alarmas contra incendios, no había nada. Yo hasta ahorita que ya pasó, les pregunto si había esas medidas de seguridad que debía haber, y no”, reclama Guadalupe.

Incendio en Escobedo
El incendio arrasó también con 24 viviendas y dejó sin patrimonio a familias. | ESPECIAL

El esposo de ella tenía seis años laborando en la envasadora de aceite automotriz. Los dos jóvenes fallecidos llegaron de Torreón hace un año, y de inmediato ingresaron a la compañía "fantasma".

“Cristian estudió hasta segundo de secundaria, pero él dejó la escuela porque lo golpeaban mucho unos compañeros. Y mi hijo estudió también hasta segundo de secundaria.”, cuenta la madre y abuela.

Las autoridades esperaban los resultados de las pruebas de ADN para corroborar la identidad de los fallecidos.

Se espera que éste martes inicien los funerales de los jóvenes en las capillas municipales de Escobedo.