AGUSTÍN MARTÍNEZ
8 de julio de 2015 / 06:37 a.m.

Santa Catarina.- A mediados de 2012 Catalina quedó viuda. Su esposo, con quien tuvo cuatro hijos, no pudo resistir a una enfermedad cardíaca.

A los pocos meses el ama de casa comenzó a entablar amistad con uno de sus vecinos de la colonia San Gilberto, en Santa Catarina. Era un hombre 29 años menor que ella. 

Con el tiempo esa amistad se convirtió en noviazgo, pese al rechazo de los hijos de la mujer, pues consideraban a su nueva pareja como un vividor; alguien que sólo buscaba el beneficio personal, y que en el momento menos indicado le causaría problemas.

Ahora, ese joven, ese "vividor", es buscado por la Policía como principal sospechoso de la muerte violenta de Catalina Nava Ojeda, "Caty", de 60 años.

Se trata de Felipe de Jesús Martínez Banda, de 31 años, y quien, según los hijos de Catalina, no tiene oficio y no está acostumbrado a trabajar.

Nava Ojeda fue encontrada sin vida la tarde del lunes dentro de su domicilio ubicado en la calle Geoda número 713, en la colonia Valle de San José, en García.

A dos casas de allí habita su hijo Israel de Jesús Zapata Nava, quien la vio por última vez el pasado jueves.

Asesino de Caty
El hijo de Caty dijo que la pareja de su madre era Felipe de Jesús Martínez Banda, de 31 años, y quien no tiene oficio y no está acostumbrado a trabajar | ESPECIAL

"Mandaba a mi hija (a casa de la señora) y no nos abría. De hecho pues ya eran varios días que, se nos hacía raro, no prendiera la luz; que no saliera a regar las plantas en la mañana", explicó Zapata Nava.

Todavía el viernes y sábado, cuando se supone que Caty ya estaba muerta, Felipe de Jesús acudió en actitud sospechosa a preguntar por ella.

"Yo llegué del trabajo a la 12 de la noche (del viernes). Me senté y estaba viendo la tele. Tenía la puerta abierta cuando él pasó por aquí y me preguntó si estaba mi mamá. Yo le dije que a lo mejor sí estaba. Que tocara la puerta. Pero yo lo notaba sospechoso, verdad", comentó.

Por ese motivo y mientras las autoridades buscan a Martínez Banda para que declare, los familiares de la víctima exigen una investigación eficiente, y que el caso no quede impune.

“No, pues no sé. Pero si no es él (el homicida), si fue otra persona la responsable, pues que pague lo que hizo. Que investiguen bien. Que investiguen bien (...) a fondo", reiteró Israel de Jesús.

En caso de que Felipe Martínez Banda tenga relación con la muerte de la señora, es necesario que se presente ante la Policía y asuma las consecuencias de sus actos, dijo el joven.

"No pues que dé la cara; que lo busquen. No sé: si es o no es, que como quiera de la cara, verdad", recalcó.

Hasta el momento la Procuraduría de Justicia no ha dado a conocer las causas de la muerte de Nava Ojeda, cuyos restos fueron encontrados semidesnudos.

Trascendió que ella sufrió golpes en la cara, principalmente en la sien izquierda, además de que presenta una herida en el abdomen, sin que se precise aún que el tipo de lesión.

El ama de casa, quien se sostenía por medio de la pensión que le dejó su esposo, fue encontrada por su propio hijo y por oficiales del Ejército que atendieron el llamado cuando circulaban por aquella zona de García.