MARCIAL PASARÓN
19 de abril de 2017 / 07:06 a.m.

MONTERREY.- El cansancio, la obligó a ignorar el puente peatonal y cruzar la avenida Lázaro Cárdenas le costó la vida.

Tiburcia Hernández Ramos, de 70 años de edad, murió al ser atropellada por un automóvil alrededor de las 21:40 horas del martes.

La mujer regresaba de sus labores como afanadora en un edificio de departamentos, localizado a la altura de la avenida Diego Rivera, en Valle Oriente.

Se estableció que Hernández Ramos, murió a 50 metros del paso a desnivel que diariamente utilizaba para ir y regresar a su trabajo.

Sin embargo, la noche del martes, según un sobrino que la acompañaba, se negó a subir los escalones porque sentía fatiga y le dolían las piernas.

Pero esta decisión la llevó a la muerte, cuando fue impactada y proyectada alrededor de 65 metros sobre le pavimento de los carriles de poniente a oriente de esa arteria.

Socorristas de Protección Civil de San Pedro y Roja de Monterrey, acudieron a prestarle auxilio, pero Doña Prudencia ya se encontraba sin vida.

La víctima quedó boca arriba, con los brazos extendidos y a cinco metros fue localizado un par de llaves, presuntamente de su casa en la colonia Sierra Ventana.

La avenida Lázaro Cárdenas fue cerrada completamente al paso de vehículos, para permitir a los peritos de la Agencia Estatal de Investigaciones, levantar las evidencias.

De acuerdo a las pesquisas, la mujer fue arrollada por un automóvil KIA con placas de Nuevo León en color rojo.

El conductor y presunto responsable fue trasladado a los separos de tránsito municipal y puesto a disposición del Ministerio Público.