REDACCIÓN
20 de diciembre de 2016 / 10:06 p.m.

SANTA CATARINA.- Uno de los detenidos por el homicidio de la mesera que fue encontrada asesinada en Santa Catarina, era su novio y, supuestamente, no recuerda nada de lo ocurrido la noche del viernes de la semana pasada, porque andaba intoxicado con cuatro gramos de cocaína.

Se trata de Francisco Javier Sánchez Martínez, de 30 años de edad, quien fue detenido junto con su amigo Elías Escalante Hernández en cumplimiento a una orden de aprehensión que les giro un juez de control por considerarlos presuntos responsables del homicidio calificado de Karen Itzel Atilano López, de 22 años de edad.

Sánchez Martínez y Elías Escalante fueron capturados por elementos de la Policía Ministerial de Coahuila, durante un operativo que implementaron en el kilómetro 21 de la carretera Monterrey-Saltillo, en el municipio de Ramos Arizpe.

Los presuntos homicidas fueron interceptados, cuando tripulaban una camioneta Chevrolet Silverado con placas de Nuevo león, la cual resultó con manchas hemáticas en el interior.

Al someter a los tripulantes a una revisión de rutina, los investigadores le encontraron a Elías Escalante 11 casquillos percutidos y reveló que pertenecían a Francisco Javier, porque llevaba un arma oculta en el cofre de la unidad, la cual fue asegurada.

Por la portación y posesión del arma y los casquillos, los presuntos delincuentes fueron trasladados a las instalaciones de la corporación estatal de Coahuila, donde permanecieron hasta que les ejecutaron la orden de aprehensión por el homicidio de la mesera, por el que fueron trasladados al penal del Topo Chico.

Trascendió que Elías Escalante asegura que su amigo Francisco Javier fue a buscarlo a su domicilio en el transcurso de la madrugada del sábado y le pidió que lo acompañara a San Luis Potosí, porque había asesinado a su novia.

Dijo que cuando salieron a la carretera Francisco Javier detuvo la marcha de la camioneta que tripulaban y entre los dos se deshicieron del cuerpo de la joven, pero no de sus pertenencias.

Escalante Hernández agregó que solo le ayudo a su amigo a deshacerse del cuerpo y desconoce los motivos que tuvo para asesinar a la joven, pero que los dos andaban bajo los efectos de la cocaína con la que se habían drogado.

Por su parte, Francisco Javier aseguró no recordar las causas por las que acabó con la vida de la joven con la que, apenas hace tres semanas, había iniciado una relación sentimental.

Los dos detenidos serán presentados este martes a las 22:00 horas ante un juez de control para que les resuelva la situación legal que deben enfrentar por el homicidio calificado que les atribuye el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del