REDACCIÓN
17 de febrero de 2017 / 07:39 p.m.

MONTERREY.- El único detenido por su probable participación en el asesinato del agente del Ministerio Público, José Luis de León, recibió un pago de 6 mil pesos por vigilar, durante tres días, los movimientos que realizaba en su domicilio, donde finalmente fue asesinado.

La Procuraduría de Justicia de Nuevo León confirmó que Juan Eduardo Hernández Martínez, de 24 años, participó como "halcón" en los hechos que se concretaron el pasado 6 de febrero.

Pero, aunque quedó acreditada su participación en la ejecución, por el momento, Hernández Martínez solo enfrenta un procedimiento judicial por delitos contra la salud.

Todavía tiene pendiente la ejecución de la orden de aprehensión que le giró un juez de control por considerarlo probable responsable del delito de homicidio calificado.

En ese mismo ordenamiento se solicitó la detención de los dos presuntos autores materiales del hecho, quienes hasta el momento continúan prófugos de la justicia.

Aunque, las autoridades consiguieron obtener la respectiva orden de aprehensión en contra de los tres participantes en la ejecución del fiscal, presuntamente, no han logrado establecer las causas reales por las que los prófugos planearon y concretaron su deceso violento.

Hasta el momento, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, a cargo del caso, solo cuentan con dos hipótesis:

Una está relacionada con los daños que hace un par de meses le causaron al rancho que el representante social tenía en el municipio de Linares, el cual le incendiaron en dos ocasiones.

La otras es la supuesta relación sentimental que José Luis de León mantenía con la mujer de un presunto líder criminal que opera en la entidad.