AGUSTÍN MARTÍNEZ
8 de septiembre de 2017 / 06:48 p.m.

MONTERREY.- Una fuerte movilización policiaca se registró en distintos puntos de Guadalupe, luego de que una pareja que portaba armas de fuego despojó de su camioneta a una familia, y originó una persecución que terminó con la captura de la mujer.

Durante el asalto los delincuentes lesionaron a cachazos y embistieron con la unidad a un comerciante de 71 años, además de herir de un rozón de bala a un empleado del septuagenario.

Los hechos iniciaron momentos después de las 13:00 horas del viernes en las calles Central y Agua Roja, en la colonia La Fuente.
Las personas afectadas fueron identificadas como José Bernardino, de 71 años, y Roberto, de 36, quienes fueron auxiliados por la Cruz Verde de Guadalupe.

Un hombre y una mujer llegaron hasta el exterior de una tienda de abarrotes, donde amagaron con una pistola al propietario y a su trabajador, exigiéndoles las llaves de una camioneta Jeep Liberty color gris plata que estaba estacionada afuera.

Dicha unidad pertenece a uno de los hijos del comerciante, quien a su vez se negó a entregar las llaves, comenzando un forcejeo con el delincuente.

Para conseguir su objetivo, el sujeto le propinó dos o tres cachazos en la cabeza al septuagenario; luego abordó la unidad junto con la mujer.

El trabajador del negocio intentó evitar el robo, pero el maleante disparó, y le dio un rozón de bala en la pantorrilla izquierda.
Familiares y vecinos de los afectados pidieron auxilio, arribando de inmediato la patrulla número 508 de la Policía Municipal, que se hallaba en la zona.

Los oficiales preventivos pudieron ver la escapada de la pareja a bordo del Jeep Liberty, comenzando así la persecución, para lo cual pidieron el apoyo de sus compañeros.

Los asaltantes enfilaron hacia la avenida Morones Prieto a través de la colonia Azteca. Luego avanzaron hacia el oriente y tomaron el bulevar rumbo a la autopista a Reynosa.

Justo en la primera caseta de peaje y con una llanta ponchada, la pareja detuvo la marcha. El sujeto bajó corriendo y se internó en el monte, mientras su cómplice fue detenida.

Ella se identificó como Evelyn, de 23 años de edad, y quien reveló los datos de su pareja ante las autoridades investigadoras.
Al momento del arresto los policías municipales encontraron una pistola tipo escuadra en color negro, con cachas de plástico, imitación madera.

Durante varios minutos la Policía recorrió los terrenos y empresas que se ubican a los lados de la autopista, así como los márgenes del río Santa Catarina, pero no encontraron al sujeto.

Personas allegadas a Don José Bernardino afirmaron que, con el del viernes, son cuatro asaltos los que han sufrido en la tienda de abarrotes en los últimos dos o tres años.


pjt