FRANCISCO CANTÚ
3 de junio de 2016 / 06:41 a.m.

Monterrey.- Para Epifanio Neri Robles, empleado de una gasolinera, su mascota se convirtió en su mejor guardián, pues demostró su lealtad al defenderlo de dos asaltantes.

Fue a las 03:00 horas del viernes en el expendio de gasolina ubicado en el cruce de la avenida Antonio I. Villarreal y Francisco Beltrán, en la colonia Venustiano Carranza, en Monterrey, donde Don Epifanio, de 68 años, se encontraba en turno laborando.

Pero dos jóvenes en aparente estado de ebriedad, y uno de ellos con una botella de cerveza, le solicitaron el sanitario, a lo que el trabajador le indicó que se encontraba abierto.

La segunda persona se quedó platicando con el despachador y le preguntó por un automóvil que se encontraba estacionado, propiedad de Don Epifanio.

De pronto el hombre, que había solicitado el baño, golpeó al trabajador con la botella y después lo tomó por el cuello, mientras que el otro comenzó a golpearlo, lo despojaron de las llaves del vehículo y de mil pesos en efectivo.

Uno de ellos trató de encender el vehículo, pero colocó la llave equivocada y el otro en su desesperación por subir a la unidad, tiró el dinero que había obtenido como botín.

Esto fue aprovechado por Don Epifanio, quien pateó el rostro del asaltante, cuando éste intentaba recoger el dinero que se le había caído.

Pero el otro asaltante arremetió a golpes contre el hombre de la tercera edad y fue en ese momento "Hachi", un perro labrador, saltó en contra del delincuente y comenzó a morderlo.

Desesperado comenzó a correr para ponerse a salvo junto con su acompañante quien también fue atacado por el perro, quien de esta forma defendió a su amo.

Por varias cuadras el perro los persiguió, hasta que Don Epifanio le gritó y éste regresó para recibir el agradecimiento de quien por varios años lo ha querido como un integrante más de su familia.

Epifanio Neri Robles
Epifanio Neri Robles de 68 años, empleado de la gasolinera y propietario del labrador | FRANCISCO CANTÚ