12 de septiembre de 2014 / 11:55 p.m.

 

 

MONTERREY.-Los pocos vecinos de la colonia Estadio que conocieron al joven arquitecto recién graduado Gerardo Castellanos Lugo lo describieron como una persona sumamente tranquila.

Era un joven entusiasta que apenas comenzaba a ver cristalizados sus sueños, luego de que hacía unos días había encontrado trabajo en el área en la que había realizado sus estudios.

“Se recibió hace poquito y ya tenía trabajo… y de arquitecto. Era una persona buena. Guapísimo… tenía una risa de niño. A mí me dolió mucho”, comentó una mujer que habita en la casa donde Castellanos Lobo rentaba un cuarto.

La misma persona señaló que Gerardo era muy sencillo. Gustaba de tocar la guitarra eléctrica y nunca le conocieron amistades que llegaran a visitarlo.

Aunque lo conocía poco, desde hacía unos seis o siete meses, descartó que hubiera sido hijo de un ex funcionario público de Tamaulipas.

"Sí… no así que digan mucho, no pero sí muy sencillo con su pantalón, su playerita nada más. Un trajecito que tenía, un saquito, un pantalón bueno, y ya. Una persona sencilla, como pocos hijos", reiteró el ama de casa.

Del mismo modo, prácticamente rechazó que Castellanos Lugo tuviera problemas o que hubiera estado involucrado con personas de dudosa conducta.

"Imagínese como estarán los padres, porque de ser un hijo que iba apenas a salir, que estaba saliendo al mundo, sano limpio… híjole. Habiendo tanto maleante, que ojalá los matara un tráiler y los hiciera picadillo", reiteró.

El profesionista acababa de terminar la carrera de Arquitectura en la UANL. Era originario de Ciudad Mante, Tamaulipas, y vivía solo en un cuarto de renta en el sur de Monterrey.

Luego de que desapareciera la tarde del martes, Castellanos Lugo fue encontrado herido alrededor de las 3:00 horas del miércoles, con un balazo en la cabeza, en las calles Agualeguas y Santiago, en la colonia Nuevo León, de Guadalupe.

Paramédicos de la Cruz Verde local le brindaron el auxilio y lo trasladaron al hospital 21 del Seguro Social, pero falleció horas después.

Hasta el momento las autoridades policiacas desconocen el móvil del crimen y la identidad de la o las personas que lo cometieron.

FOTO: Agustín Martínez

AGUSTÍN MARTÍNEZ