23 de noviembre de 2014 / 12:28 a.m.

Monterrey.- Las autoridades ministeriales analizan las imágenes que captó la cámara de un negocio, al momento en que se cometió el asalto en el que un mensajero fue despojado de un millón de pesos, en la colonia Industrial.

El video permite ver la forma de operar de los delincuentes, aunque ellos siempre mantuvieron cubierto su rostro y cráneo con cascos protectores.

En las imágenes se puede ver cuando el afectado, a bordo de un automóvil de cuatro puertas, esperaba el paso para incorporarse a la calle Miguel Nieto.

De pronto, por su costado izquierdo se aproxima la motocicleta de trabajo color blanca, en la que viajaban dos hombres.

El conductor del frágil vehículo impacta levemente la portezuela izquierda del coche, por lo que el automovilista se dispone a bajar al suponer que se había tratado de un accidente.

Durante unos instantes, las personas involucradas en la colisión dialogaron en forma tranquila.

El sujeto de la moto, que viste pantalón blanco y sudadera verde, se coloca en el lado derecho del automóvil.

El ciudadano afectado se encamina hacia él y luego regresa al lado izquierdo del coche, hasta donde es seguido por el acompañante del motociclista, que trae pantalón gris y camiseta o sudadera blanca.

De manera sorpresiva éste último le propina un fuerte golpe en el rostro, con la mano cerrada, provocando que la víctima caiga sobre el pavimento, aturdida.

El momento es aprovechado por el agresor para dirigirse al asiento posterior del carro y extraer la bolsa en la que el mensajero llevaba el efectivo.

En forma apresurada el delincuente regresa a la moto, donde lo esperaba su cómplice, y huyen con toda tranquilidad hacia la calle Miguel Nieto.

Instantes después se aproximan varios curiosos al ver en el suelo, al afectado. Le preguntan lo ocurrido y solicitan la presencia de las autoridades policiacas.

Este hecho se registró alrededor de las 17:00 horas del viernes 21 de noviembre en las calles Miguel Nieto y Pedro María Anaya, en la colonia Industrial, en Monterrey.

El mensajero asaltado se dirigía a una empresa ubicada en esa zona de la ciudad; acababa de salir de un banco en la avenida Bernardo Reyes y llevaba cerca de un millón de pesos, destinado al pago de la nómina.

Hasta el momento la Policía Ministerial carece de datos e información que permita identifica a los responsables del robo con violencia.

FOTO: Especial

AGUSTÍN MARTÍNEZ