REDACCIÓN
15 de julio de 2015 / 10:55 p.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia dio vista a la delegación estatal de la PGR para que investigue las actividades del propietario de la agencia de cerveza, de García, desde donde, supuestamente, se distribuía la droga que fue asegurada por los elementos de la Agencia Estatal, cuando acudieron a investigar la ejecución de los 10 empleados del lugar.

Por lo que, ahora, la situación legal del dueño del negocio ubicado en la colonia El Mirador, en dicho municipio, y el cual también se denomina depósito "El sahuan", Jesús Perales Chiprut, está en manos de un agente del Ministerio Público Federal.

El representante social federal se encargará de integrar la averiguación previa para esclarecer las operaciones que se realizaban en el local, donde los investigadores estatales encontraron 6 kilos 450 gramos de mariguana.

Así como un arma larga AR-15 y una escopeta que no funcionaba, las cuales fueron remitidas junto con la droga.

Trascendió que durante las investigaciones de la múltiple ejecución, los ministeriales encontraron el fusil oculto entre rollos del plástico que supuestamente utilizaban para hacer las dosis de la mariguana y otros narcóticos que recibían en ese local, para posteriormente distribuirlos.

Aunque, mientras las autoridades estatales integraban la carpeta judicial por los 10 homicidios, se dijo que Perales Chiprut compareció ante el agente del Ministerio Público.

Esa versión no fue confirmada oficialmente, pero, ahora, presuntamente, Perales Chiprut deberá responder ante la PGR por la droga y el arma de alto poder que se aseguraron en su negocio.

Mientras, las autoridades federales inician con esas investigaciones, los dos imputados por la ejecución de los 10 empleados del lugar permanecen recluidos en el penal del Topo Chico en espera del desarrollo del juicio que van enfrentar como presuntos responsables de delitos contra la salud y homicidio calificado.