Agustín Martínez
27 de junio de 2018 / 08:12 p.m.

MONTERREY.- Elementos de la Procuraduría General de la República, procedentes de la Ciudad de México, catearon y aseguraron dos casinos que operaban ilegalmente desde hace varios meses en Monterrey y Santiago.

Durante los operativos, que fueron apoyados por personal de la División de Inteligencia de la Policía Federal, fueron detenidas dos personas, y asegurado diverso material, como mesas, máquinas y dinero en efectivo.

Ambas inspecciones se llevaron a cabo el pasado fin de semana: La primera en el “Poker City Live”, en la capital del estado, y la segunda en “The House Casino & Play, en el Pueblo Mágico.

En primera instancia los agentes federales, con la autorización de un juez de Distrito con sede en Monterrey, catearon el inmueble ubicado en la avenida Revolución, en la colonia Jardines del Contry.

Allí detuvieron a un hombre y realizaron el aseguramiento de 19 mesas de juego, 17 mil 903 fichas con valor de 14 millones 963 mil 500 pesos, 5 mil 220 fichas de torneo (sin valor), 156 mil 715 pesos y 360 dólares.

De allí el operativo se dirigió al centro de apuestas ubicado en la Carretera Nacional número 502, en Santiago, donde también se llevó a cabo el arresto del administrador.

En ese lugar fueron decomisadas 202 máquinas electrónicas, cinco mesas de juego, 4 mil 984 fichas con valor de 1 millón 880 mil 775 pesos, además de tres equipos de cómputo.

Una fuente allegada a estas indagatorias señaló que ninguno de los establecimientos contaba con los permisos correspondientes que otorga la Secretaría de Gobernación.

Trascendió que el material, el dinero y los objetos asegurados, así como los dos hombres que fueron remitidos, quedaron a disposición de un agente del Ministerio Público de la Federación.

Lo anterior por ser dicha instancia la encargada de investigar y determinar las actividades ilícitas, con las que se habría incurrido en el delito de violación a la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

La fuente informativa añadió que se trató de dos cateos derivados de carpetas de investigación integradas por personal de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales.

Además del personal de la Policía Federal asignado a la División de Inteligencia, trascendió, intervinieron peritos de la PGR especializados en materia de electrónica y telecomunicaciones.



dat