AGUSTÍN MARTÍNEZ
10 de mayo de 2018 / 08:04 p.m.

JUÁREZ.- Para sus seres queridos, vecinos y, en general, para la comunidad, Juan Heriberto se fue como un héroe.

En sus últimos momentos defendió a una joven que era acosada y molestada por un supuesto vicioso en un camión urbano.

Juan Heriberto Reyna Gaytán eran soltero. Vivía en Villas de San Juan, de Juárez, con su mamá, su abuela y dos hermanas menores.

El miércoles se dirigió al centro de Monterrey para vender su teléfono móvil. Ya en la noche, cuando regresaba en un camión, fue asesinado por el delincuente.

"Le dije: ¿Para qué lo vas a vender, hijo? Y me contestó que para comprarse otro celular, nada más. Se fue como a las 3:00 o 3 y media (de la tarde), y para las 8:00 (de la noche) ya supimos que le había pasado eso", comentó su abuelita, Doña Margarita Torres.

En el camión de la ruta 68 intervino a favor de una mujer que fue víctima de tocamientos por parte de otro pasajero.

Por la carretera a Reynosa, en los límites de Guadalupe y Juárez, sometió al acosador, pero en un descuido el sujeto lo atacó con una navaja.

Otros usuarios lograron detener y entregar a la Policía al delincuente.

A decir de sus familiares, Reyna Gaytán era una persona sana. Laboraba en una institución bancaria, atendiendo fallas y abasteciendo cajeros automáticos dentro y fuera de la ciudad.

“En la mañana llegaba y se iba al gimnasio. Ya llegaba y se encerraba en su cuarto, hasta que yo lo levantaba, y le decía: Ándale, hijo, ya van a ser las 4:00 (de la tarde). Se bañaba, comía y se iba”, agregó.

Los restos del joven son velados en la funeraria municipal de Juárez. Sus deudos piden justicia.

La familia enfrenta una difícil situación económica, por lo que proporcionó el número de tarjeta Banamex 5256 7825 5684 8490 para recibir apoyo de la comunidad.



dat