REDACCIÓN
8 de July de 2015 / 09:49 PM

Monterrey.- Fue un solo hombre el que asesinó a cuchilladas a un anciano, en la colonia Praderas de la Enramada, en Apodaca, y lo hizo después de que el fallecido le hizo el favor de prestarle el baño a él y a dos de sus amigos.

El presunto responsable que hasta el momento se encuentra prófugo de la justicia fue identificado como Abraham Cruz, apodado "El Charal".

La probable responsabilidad de dicho hombre fue confirmada por varios testigos que ubicaron los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Aunque al inicio de las indagatorias se mencionó que habían sido tres jóvenes los que participaron en el homicidio de Enrique Ramón Sánchez Lozano, de 60 años, trascendió que los testigos solo señalan a "El Charal" como el único responsable del hecho que ocurrió en el domicilio de la víctima, el cual está ubicado en la calle Bambú número 220.

Las personas que fueron cuestionadas por los investigadores estatales comentaron que "El Charal" y sus amigos llegaron a la casa de Sánchez Lozano a pedirle permiso de que les permitiera entrar al baño y él les dio acceso.

Cuando los jóvenes terminaron de hacer sus necesidades se quedaron en la vivienda, pero el anciano les pidió que se retiraran y esa actitud molestó a "El Charal", quien sin ningún argumento comenzó a agredirlo hasta que lo asesinó.

La muerte violenta de Enrique Ramón Sánchez trascendió este martes cuando un menor de 13 años que acudió a buscarlo y encontró su cuerpo en su recámara, donde murió a consecuencia de la serie de heridas cortantes que le causaron en el pecho, espalda y cadera.

Para poder capturar al probable responsable, los ministeriales van a tener que esperar la orden de aprehensión y para obtenerla deberán reunir suficientes evidencias que acrediten su responsabilidad dentro de la carpeta judicial que inició el agente del Ministerio Público.