AGUSTÍN MARTÍNEZ
30 de septiembre de 2015 / 07:58 a.m.

Pesquería.- Un ambiente de dolor y de tristeza se respira en la colonia Las Haciendas, de Pesquería.

En este asentamiento en medio de la nada, a un costado de la carretera a Miguel Alemán, habitaba la pequeña Ingrid Sherlin Rocha Velasco.

Ella es la niña de 10 años de edad que murió atropellada por el auto que conducía un adolescente, la noche del lunes en el municipio de Apodaca.

Su tía María Guadalupe Rocha Azuara, de 25 años, se encuentra delicada pero estable, en el hospital 21 del IMSS, pues sufrió fracturas en la cadera y en la pierna izquierda en el mismo accidente.

La tarde del martes, los padres de la niña, Alfredo Rocha y Blanca Velasco, hacían esfuerzos para recuperar su cuerpo en el SEMEFO, y posteriormente trasladarlo y darle sepultura en Tantoyuca, Veracruz, de donde la familia es originaria.

“Es muy difícil. La verdad, es que no es la primera vez que algo difícil nos ocurre. Hace 11 meses también falleció un familiar, y tuvimos que trasladarlo hacia Veracruz”, comentó Israel Rocha, tío de Ingrid.

En medio de su dolor, y sabiendo que ya nada remedia la vida de la pequeña, los familiares piden que las autoridades hagan su trabajo y apliquen la ley como debe ser.

“Pedimos justicia. Queremos que se haga algo en contra de la persona que hizo esto, porque no es justo”, reiteró el joven.

Sus seres queridos siempre recordarán a Ingrid como la niña alegre y sonriente a la que le fascinaba ir a la escuela. Estudiaba sexto año en el plantel ubicado en Las Haciendas, de Pesquería.

“Muy alegre (era ella). Toda la vida andaba riéndose. Era muy cariñosa siempre con nosotros. Era la única de las niñas de Blanca, de mis sobrinas, la única cariñosa, que llegaba y te abrazaba”, concluyó Israel.

Hasta el momento las autoridades analizan la situación legal de Ezequiel Alexander Cortinas Rodríguez, de 17 años, y quien arrolló a la joven y a su sobrina.

A las 20:00 horas del lunes, ellas esperaban el camión en la carretera a Miguel Alemán y Julián Treviño, cuando el auto las impactó al circular a exceso de velocidad por la segunda de las arterias.

Luego de cruzar varios carriles y el camellón central, el carro de la marca Nissan chocó contra un tráiler, resultando con diversos golpes el propio responsable de los hechos.