AGUSTÍN MARTÍNEZ
14 de julio de 2015 / 11:41 p. m.

Montemorelos.- Tras el asesinato del albañil Pedro Martínez Perales en Montemorelos, entre los familiares de la víctima queda un sentimiento de dolor e impotencia.

Hasta el momento permanece prófugo el presunto hombre que cometió el crimen: Jesús Manuel de la Cruz de Anda, de aproximadamente 40 años de edad.

“Les pedimos a las autoridades que no se olviden de este caso. Porque tuvo que pasar una muerte para que nos escuchen”, expresó desesperada Imelda Martínez, hermana del hombre asesinado.

El ataque contra Martínez Perales, de 40 años, fue cometido alrededor de las 23:00 horas del domingo 12 de julio en las calles Orquídea y Jazmín.

Pedro estaba con su hermano Juan Enrique en el patio de su casa, platicando, cuando pasó Jesús Manuel, presuntamente ebrio o drogado.

Comenzó a retarlo a pelear y, tras provocarlo, lo atacó con un cuchillo, provocándole nueve heridas en el tórax, la espalda y el abdomen.

“Y lo empezó a agredir… a acuchillarlo machín, hasta que yo salí corriendo y agarré una piedra, y se la aventé, pero no le di. Entonces agarré otra y corrió, pero ya lo había atacado”, explicó Juan Enrique.

El albañil avanzó unos 20 metros, dejando un rastro de sangre sobre la banqueta, mientras el agresor escapó.

En busca de ayuda Pedro Martínez Perales caminó rápidamente hasta donde habita su familia, su mamá. Allí las personas lo trasladaron hacia el hospital de Montemorelos, pero falleció momentos más tarde.

Mientras la Agencia Estatal de Investigación sigue tras la pista del presunto homicida, Martínez Perales fue sepultado la tarde del martes en el panteón municipal.

El hombre vivía solo, aunque hace varios años tuvo una pareja, con la que procreó dos hijas.

“Era muy trabajador. Lo que sea de cada quien, era muy trabajador. Él salía todos los días a la plaza Zaragoza a buscar trabajo. Él trabajaba en la obra”, relató su sobrina Karen Sofía Sánchez.

Las autoridades suponen que De la Cruz De Anda se desplazó hacia Reynosa, Tamaulipas, donde cuenta con familiares directos.

Este hombre tiene antecedentes penales por el delito de robo con violencia, y hace aproximadamente tres meses salió de una penitenciaría estatal.

Por su parte, personas allegadas al joven asesinado aseguraron que el delincuente constantemente molestaba a Pedro y a otros vecinos.

Inclusive el ahora fallecido fue atacado hace un mes por la misma persona, que le provocó una herida de arma blanca en la cara, cerca del ojo izquierdo.

Por tal motivo exigen una eficiente labor policiaca y de investigación, con el fin de que el agresor sea capturado cuanto antes y no le vuelva a causar más daño a gente inocente.