16 de diciembre de 2014 / 01:54 a.m.

Monterrey.- La defensa del único detenido por el robo de los 13 mil 615 juegos de placas que reclama el Instituto de Control Vehícular, Homero González López, volvió a pedir que se le dicte sentencia absolutoria en la repetición de la audiencia de vista que se celebró, por segunda ocasión, este lunes.

En la diligencia, González López estuvo presente a través de una video conferencia que se realizó desde el juzgado segundo penal de Monterrey hasta el Cereso de Cadereyta.

La audiencia de vista se repitió por indicaciones del juzgador, porque detectaron que en el expediente no estaban oficialmente asentadas las últimas diligencias del arraigo que se le aplicó a Homero González, en julio del 2012.

Fue el pasado mes de noviembre, cuando el juez suspendió el estudio de la sentencia para que la Procuraduría de Justicia complementara oficialmente todo lo recabado durante el arraigo.

Una vez allegadas todas las diligencias correspondientes, el juez fijó una nueva fecha para la audiencia que se celebró este lunes, por lo que el proceso finalmente pasó a etapa de sentencia.

La primera audiencia se había celebrado el pasado 19 de septiembre y ese día, la defensa de Homero, solicitó que se le impusiera sentencia absolutoria por el delito de peculado, el cual enfrenta por su participación en el robo que cometió su hermano Santiago Adrián González, quien continúa prófugo de la justicia.

En esa ocasión el agente del Ministerio Público adscrito al juzgado, ratificó el pliego de conclusiones que presentó, en el cual pidió se castigue a Homero González con la pena máxima que señala la ley para el delito de peculado, la cual es de 12 años de prisión.

Así como con el pago del monto al que asciende el valor de las placas reclamadas más 6 millones 178 mil 062.20 de intereses que se generaron en un año.

Por lo que, una vez más las dos partes que intervienen en el caso, insistieron en las peticiones que habían hecho desde el pasado mes de septiembre.

 

FOTO: Especial

REDACCIÓN