AGUSTÍN MARTÍNEZ
29 de julio de 2017 / 05:16 p.m.

SANTA CATARINA.- Al circular a velocidad inmoderada, un trailero perdió el control de su unidad debido al peso de la carga que transportaba, y terminó volcado la mañana del sábado en el municipio de Santa Catarina.

Pese a lo aparatoso del accidente, el operador y único ocupante del vehículo pesado resultó ileso; sólo sufrió algunos golpes leves y no fue necesario que lo hospitalizaran.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 9:00 horas en la intersección de la autopista Periférico y la carretera libre Monterrey-Saltillo, cerca de los límites territoriales con García, Nuevo León.

Como Miguel Ángel Treviño, con domicilio en Monterrey, fue identificado el trailero, quien fue revisado en el sitio por elementos del grupo Jaguares de Protección Civil de Santa Catarina.

Miguel Ángel Treviño iba al volante de un vehículo marca Volvo color blanco, de reciente modelo y con razón social CS Transportes.

Se desplazaba de Monterrey hacia Saltillo, con un remolque cerrado en el que transportaba diversa mercancía.

Avanzaba inicialmente por la carretera libre, pero a la altura del Periférico intentó incorporarse a la autopista.

Sin embargo, al no reducir adecuadamente la velocidad al tomar la curva que conecta ambas vialidades, el joven perdió el control del volante y el peso de la carga terminó por imponerse, provocando la volcadura.

Oficiales de la Policía Federal que se hallaban cerca acudieron de inmediato, acordonaron el lugar y solicitaron el apoyo de los socorristas para el conductor.

Durante más de dos horas se llevaron a cabo las maniobras para remolcar y retirar de la vialidad tanto el tractocamión como la caja seca, la cual representó mayores complicaciones.

Aunque la circulación no se interrumpió en ese punto, sólo estuvo habilitado un carril para dirigirse a la autopista Monterrey-Saltillo.

En ese mismo lugar ocurrió un trágico percance hace un año, el 5 de agosto de 2016, cuando una pipa que transportaba gas butano volcó y se incendió.

Allí perdieron la vida el trailero Jaime Cruz Esparza, de 38 años de edad, y su hijo Jaime David Cruz Macías, de 16, quienes se desplazaban hacia Aguascalientes, donde tenían su domicilio.


ilp