REDACCIÓN
14 de septiembre de 2016 / 10:33 p.m.

MONTERREY.- El único policía de Fuerza Civil que fue señalado como presunto responsable de la muerte de un menor al que baleó la semana pasada durante un baile vallenato, en la colonia Fomerrey 24, quedó sujeto a juicio al ser vinculado a proceso como probable responsable del delito de homicidio simple intencional.

Durante una audiencia que se prolongó más de cuatro horas, el servidor público estatal fue considerado como el único responsable de haber realizado el disparo de arma de fuego que acabó con la vida del adolescente, cuando se encontraba en el baile que se celebraba a dos cuadras de su domicilio, ubicado en la misma colonia.

En la carpeta judicial que integra el agente del Ministerio Público quedó asentado que el día de los hechos, el menor se encontraba en la fiesta en compañía de uno de sus primos y un amigo, cuando varias unidades de la corporación policiaca estatal arribaron al lugar y los elementos que las tripulaban comenzaron a realizar disparos, presuntamente, sin motivo alguno.

Horas después de reportarse el deceso de Espinoza Torres, la Procuraduría de Justicia dejó bajo investigación al ahora vinculado, así como a sus compañeros Miguel Alejandro Mageno Pérez y Ammed López Hernández.

Pero, después de realizar diversas investigaciones y cuestionamientos a testigos de los hechos, el representante social confirmó sólo la probable responsabilidad de Diego Alejandro y liberó a sus compañeros.

Las pruebas periciales de balística confirmaron la probable culpabilidad del uniformado estatal, por lo que la semana pasada fue presentado ante el juzgador que lo imputó y que este miércoles le resolvió la situación legal que debe enfrentar por el deceso violento del menor.

Durante las investigaciones los testigos aseguraron que casi todos los que se encontraban en el baile que se celebraba en la calle Fontaneros, lograron ponerse a salvo de los disparos que realizaron los policías, pero el adolescente no corrió con suerte.