24 de junio de 2014 / 11:56 p.m.

Monterrey.- El policía de Fuerza Civil que el pasado fin de semana lesiono a un joven en la colonia El Porvenir, en Monterrey, quedo en libertad, pero suspendido de sus funciones y vinculado a proceso por lesiones y abuso de autoridad, en el nuevo sistema acusatorio.

Además, Oscar Esthela Martínez deberá presentarse a registrarse una vez por semana en el juzgado de control y tendrá que justificar una residencia permanente, porque en su identificación se especifica que tiene su domicilio en el Distrito federal.

Esas fueron las medidas cautelares que le resolvió el juez de control que encabezó la audiencia en la que el agente del Ministerio Público que lo investigó lo señaló como presunto responsable de las lesiones que le causó a Fidel Alejandro Zamarripa, de 28 años de edad, a quien le baleó la pierna izquierda.

El incidente por el que quedó suspendido el servidor público estatal ocurrió el pasado sábado alrededor de las 23:45 horas en la avenida La Esperanza, a unos metros de Apolo, en la mencionada colonia.

De acuerdo a las investigaciones que realizó el representante social, las lesiones que sufrió el afectado son de las que no ponen en peligro su vida, pero si tardan más de 15 días en sanar.

Por versión de testigos, el fiscal estableció que los hechos ocurrieron, durante un supuesto forcejeo que tuvo el jovencito con policía que tripulaba la unidad 327 de la corporación.

Aparentemente, en ese pleito, el fusil AR-15 que tiene asignada el uniformado, se accionó y por supuesto accidente hirió al afectado.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL