FRANCISCO CANTÚ
6 de enero de 2016 / 06:58 a.m.

Monterrey.- La rápida intervención de un elemento de la Policía de Monterrey evitó que una familia se intoxicara con monóxido de carbono.

Todo ocurrió cuando Abraham Flores Hernández, de 28 años, llegó a su domicilio marcado con el número 239 de la calle Villagrán, en su cruce con Ruperto Martínez.

Al querer preparar los alimentos para la cena, el tanque de gas se quedó sin el combustible, por lo que decidió prender carbón.

La casa se encontraba con las ventanas cerradas, por lo que el humo se extendió por toda la casa y afectó a su esposa y sus tres pequeños hijos.

Al ver que estaban batallando para respirar, el padre de familia salió de su domicilio a pedir ayuda, fue entonces que se encontró a la unidad número 81679 que era conducida por Victor Benítez, quien detuvo su marcha y corrió para dar el apoyo.

En compañía del padre de familia, lanzó un colchón a la calle por la ventana y cargó a los menores envueltos en un cobertor.

Posteriormente pidió el apoyo de una ambulancia para que atendiera a los afectados.

En la banqueta permanecieron acostados los menores en espera de la atención médica.

Tras aplicarle oxígeno a cada uno de los integrantes de esta familia, regresaron a la vivienda no sin antes agradecer al elemento policiaco por el apoyo brindado.