LILIANA CAVAZOS
3 de septiembre de 2016 / 01:03 p.m.

SAN NICOLÁS.- Policías del municipio de San Nicolás frustraron el asalto a una joyería al disparar su arma contra dos asaltantes tras una persecución. 

Luego de la intensa movilización lograron recuperar la mercancía.

La situación comenzó al filo de las 11:30 horas de este sábado en el interior de una joyería de un centro comercial en donde dos hombres asaltaron con violencia.

De acuerdo a un parte informativo emitido por la Secretaría de Seguridad Pública nicolaíta, la unidad 1054 reportó los hechos, y en respuesta, los oficiales a bordo de la unidad 1060 arribaron a las inmediaciones de la joyería en donde vieron a los ladrones abordar un vehículo Nissan Platina de color gris.

A la acción devino una persecución que continuó por la avenida Las Torres, luego por Rómulo Garza en donde a pesar de que ya eran seguidos por los policías, los ladrones tuvieron tiempo de robar un coche Sentra color azul de reciente modelo. Luego avanzaron por la misma avenida Rómulo Garza hasta llegar al Fraccionamiento del Lago.

Sobre la calle Lago Viezca, a un costado del parque de la colonia, quedó el vehículo Sentra con el cofre chocado. Vecinos de la colonia dijeron haber escuchado al menos diez detonaciones de fuego y después el estruendo de una colisión entre vehículos.

De acuerdo al reporte oficial, policías y ladrones intercambiaron disparos toda vez que fueron primero los asaltantes quienes accionaron sus armas contra los uniformados.

Una ambulancia de la Cruz Roja Mexicana llegó al lugar de los hechos para trasladar a los asaltantes heridos al Hospital Universitario.

Paralelo a este hecho, y debido a la movilización de policías municipales y ministeriales, en el cruce de las calles Rómulo Garza y las Flores ocurrió un accidente vial protagonizado por una unidad de la Agencia Estatal de Investigaciones, un camión urbano y dos vehículos particulares.

Fue el pasado 22 de agosto, durante el funeral y homenaje al oficial Gustavo Hernández Dolores, acaecido en el cumplimiento de su deber al hacerle frente a asaltantes, que el alcalde nicolaíta Víctor Fuentes anunció el cambio en el protocolo.

"Será la Policía de reacción la que hará frente a esta situación (...) tendrán todo el apoyo del alcalde para ser los primeros en disparar", dijo Fuentes en aquella ocasión.

Seis días después, Fuentes anunció que capacitarían a su personal para formar 50 'snipers' o francotiradores.