FRANCISCO ZÚÑIGA
4 de marzo de 2016 / 08:27 p.m.

Monterrey.- Más de 50 vehículos amanecieron con las llantas ponchadas en las calles de la colonia Valle Verde, rasgadas con un objeto punzocortante por algún desconocido.

Los culpables no robaron ni dañaron la carrocería, solamente el piquete en la parte alta de la cara externa de la rueda, que fue suficiente para que se desinflaran con el paso de las horas.

Para los vecinos, fue frustrante conocer el daño, ya que no encontraron una explicación o razón aparente.

“Amanecí con la novedad de que me poncharon dos llantas, y casi toda la cuadra, es toda la manzana la que nos han ponchado. Sí vinieron temprano (Fuerza Civil), vinieron hace una media hora, aquí a checarnos, pero pues que fuéramos a levantar la demanda, pero no sabemos”, dijo Norma Leticia Villegas, una de las afectadas.

Las calles que fueron reportadas son “Carlos Barrera, Juan José Hinojosa, Junco de la Vega y Conrado Montemayor, aunque pudo haber algunas que no fueron reportadas.

Otros habitantes del sector tuvieron peor suerte, pues les dañaron dos llantas, en dos y hasta tres vehículos de la familia.

“La camioneta de mi suegra fue afectada de dos llantas, el carro de mi cuñada también dos llantas, fueron dos llantas por cada vehículo, y de esta cuadra fueron 10 vehículos, y hay dos tres cuadras para allá también afectadas, unos 10 vehículos por calle”, mencionó Daniela Rodríguez, otra de las afectadas.

Una vecina contó que alrededor de las cuatro de la mañana su perro ladró por varios minutos, pero al asomarse no había nadie; su carro no fue dañado. Todos los coches fueron dañados en las llantas que estaban al lado de la calle, lo que hace suponer que el responsable pudo ser alguien que manejaba una motocicleta, la cual fue escuchada por algunos vecinos durante la madrugada.

“El daño es muy grande, mi suegra se fue en taxi, muchos se fueron en taxi, otras personas se arrancaron en el carro sin darse cuenta que llevaban la llanta ponchada, y en el camino tuvieron percance también, entonces sí, está grave.

Los vecinos pidieron mayor vigilancia por las noches, ante el temor de que el hecho pudiera repetirse en los próximos días, y como muchos no tienen cochera, se ven obligados a dejar sus automóviles en la calle.