11 de febrero de 2014 / 12:05 a.m.

 

Monterrey.- Al encender un foco en el último cuarto de la casa, doña María Santos en vez de luz vio chispas que se extendieron por todo el cuarto y terminaron incendiándolo, en una vivienda de la colonia Sierra Ventana.

No sólo el susto se llevó la señora María Santos Guerrero sino que resultó intoxicada junto con un hijo y su nieto.

Afortunadamente se dieron cuenta rápido del incendio y, entre familia y vecinos, echaron agua y lograron controlar el siniestro antes de que se extendiera a toda la casa, que se encuentra sobre la Calle Francisco Beltrán 2332 en la colonia Sierra Ventana.

No hubo necesidad de que llegaran los bomberos, pues entre todos hicieron de apagafuegos y cuando llegaron los elementos de Protección Civil del estado todo estaba consumado, aunque medio destruido. De todos modos, aplicaron algunas medidas encaminadas a salvaguardar la seguridad de los habitantes de la casa, pues los techos estaban con el recubrimiento semidesprendido.

En el connato de incendio también resultó con intoxicación leve Ángel Felipe Niño Castro, de 20 años, y Raymundo Niño Guerrero, de 53, nieto e hijo de la dueña de la casa.

Los tres fueron trasladados en autos particulares para que recibieran atención médica a fin de descartar una lesión o intoxicación grave.

Aunque al final de cuentas el incendio resultó leve porque lo apagaron a tiempo, no dejó de asustar a propios y extraños, pues durante algunos minutos el humo negro y denso que salía del patio de la familia Niño Guerrero hizo pensar a todos que el fuego se propagaría y pondría en riesgo los inmuebles aledaños.

Francisco Zúñiga Esquivel