25 de marzo de 2014 / 11:54 p.m.

Monterrey.- El ingeniero que, presuntamente, defraudó con 30 millones de pesos a los propietarios de un colegio de San Pedro y que no puede ser detenido por su edad, solicitó el desahogo de 13 declaraciones para tratar de demostrar su inocencia.

Con ayuda de su defensor particular, Ricardo Morales Alanís pidió al juez primero penal de Monterrey que llame a comparecer a las personas que aparecen mencionadas en el proceso que le inició como presunto responsable de fraude.

Entre esos testigos están los afectados y su representante legal en la empresa Gava Educacional, S.A de C.V a la cual pertenece el colegio Inglés, el cual está ubicado en la avenida Fundadores.

REDACCIÓN