19 de agosto de 2014 / 01:01 p.m.

Monterrey.- Aunque ya lo denunciaron formalmente por una de las agresiones sexuales que cometió, Carlos Alberto Garza Garza, promovió un amparo contra el auto de formal prisión que le impuso el juez segundo penal de Monterrey por otros delitos.

Garza Garza solicitó la protección de las autoridades federales para tratar de demostrar que no incurrió en delitos cometidos contra instituciones oficiales y servidores públicos y falsificación y uso de documentos falsos en general.

Por esos ilícitos fue trasladado al penal del Topo Chico y quedó a disposición del juzgador que le inició la primera causa criminal.

De acuerdo al expediente, Carlos Alberto Garza incurrió en esos delitos el pasado mes de julio, cuando fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en calles de la colonia El Porvenir, en Monterrey.

El día de su detención, el presunto agresor sexual trató de escapar y atropelló a uno de los ministeriales que participó en su detención.

Además, una de las placas que portaba el vehículo Chevy Swuming que utilizó para asechar a sus víctimas, era colgada.

Sin embargo, al rendir sus declaraciones por esos delitos, Garza Garza negó ser responsable y aseguró que en ningún momento trató de causarle daño al investigador estatal.

Mientras le resuelven dicho juicio de garantías en el juzgado segundo de distrito en materia penal, Carlos Alberto empezará a enfrentar las acusaciones de índole sexual que tiene pendientes.

Actualmente está en espera de la primera vinculación a proceso que, el jueves de la semana pasada, le solicitó la Procuraduría de Justicia por considerarlo presunto responsable de equiparable a la violación y corrupción de menores.

FOTO: Especial

REDACCIÓN