ISRAEL SANTA CRUZ
6 de mayo de 2017 / 07:14 a.m.

MONTERREY.- EL exceso de velocidad, desconocimiento de las avenidas y el consumo de alcohol, hicieron que un joven originario de Sonora perdiera el control en una curva de la avenida Revolución, derribara un anuncio vial y provocara que una conductora se estampara en el puente del Arroyo Seco.

Alan Romero Valdés, de 29 años, conducía un automóvil Mazda modelo compacto en compañía de al menos otros cuatro jóvenes por la avenida Revolución de sur a norte, sin embargo en la curva del Arroyo Seco, a la altura de la colonia Primavera, en Monterrey, perdió el control.

Ante ello el vehículo ingresó al camellón central y derribó un señalamiento electrónico que indica la velocidad máxima, mismo que quedó completamente destruido.

En su camino el auto Mazda invadió los carriles de norte a sur e impactó un auto tipo Hyundai conducido por Daniela Villarreal de la Fuente, de 32 años, para luego proyectarlo contra los barrotes del puente del Arroyo Seco.

Al lugar acudieron cuerpos de emergencia y tránsito de Monterrey, quienes llevaron a Romero Valdés a realizar un dictamen médico, pues aceptó haber ingerido tres cervezas.

Debido a lo aparatoso de los daños, los elementos determinaron que el conductor responsable viajaba a exceso de velocidad. Otro de los factores que pudieron afectar al momento del accidente fue el desconocimiento de la ruta que tomó, pues tanto las placas del auto como su domicilio se ubican en el estado de Sonora.

El accidente no dejó lesionados.