MARCIAL PASARÓN
2 de julio de 2016 / 09:43 a.m.

Monterrey.- La imprudencia de un sujeto al dar vuelta en un retorno, para después darse a la fuga, provocó que dos jóvenes impactaran la motocicleta en que viajaban contra el automóvil y salieran proyectados alrededor de 10 metros sobre la avenida Aztlán.

Se estableció que el choque ocurrió a la una de la madrugada del sábado, en el cruce con la calle Emiliano Zapata, frente a la colonia Valles de Santa Lucia.

Tras el accidente, los primeros en llegar fueron elementos de Fuerza Civil a bordo de dos patrullas, quienes a pesar de darse cuenta de que el presunto responsable se daba a la fuga corriendo no hicieron nada.

Minutos después y alertado por testigos, personal de Protección Civil de Monterrey movilizaron dos unidades hasta ese sitio.

Los rescatistas encontraron tirados sobre el pavimento y separados cuatro metros uno del otro, a dos jóvenes identificados como Daniel Alejandro González Ovalle, de 17 años de edad, y Dante Rene Ceresero.

Ambos estaban inmóviles sobre el pavimento de los carriles de sur a norte de la avenida Aztlán y se dolían de fuertes golpes y probables fracturas.

Los afectados fueron rápidamente atendidos por los rescatistas, quienes solicitaron el apoyo de ambulancias de la Cruz Verde de Monterrey.

Al arribar al lugar, los socorristas terminaron por colocar a los heridos sobre camillas rígidas y posteriormente fueron llevados hasta las ambulancias para ser trasladados.

Las maniobras de auxilio se realizaron ante la mirada de más de 50 personas que a esa hora de la noche llegaron al lugar.

Los testigos señalaron que el presunto responsable sacó algunos objetos y a pesar de que frente a él y su compañero estaban policías estatales, huyeron corriendo por la calle Emiliano Zapata.

En la escena de los hechos fue necesario cerrar parcialmente la avenida Aztlán para que se realizaran las labores de rescate.

Mientras que los lesionados eran atendidos, varios hombres trataban de apagar el motor del automóvil tipo Tsuru fondeado.

Sin embargo, se percataron que no tenía llave y estaba encendido de manera directa, lo que hace presumir que el auto pudo haber sido robado.

De acuerdo a las investigaciones, se estableció que los lesionados viajaban hacia el norte a bordo de una moto en color rojo.

Sin embargo al llegar a ese crucero, se vieron sorprendidos por el automóvil, cuyo conductor dio vuelta a la izquierda al desplazarse por los carriles contrarios.

Esto provocó que el joven Daniel Alejandro González no pudiera evitar el impacto y tras chocar salieron proyectados¸ gracias a que portaban los cascos protectores no sufrieron golpes en la cabeza.

La motocicleta quedó destrozada y la llanta delantera se salió de su eje y quedó a una distancia de 15 metros.

Las evidencias y declaraciones de los lesionados, además de las investigaciones en el lugar, quedaron a disposición del Ministerio Público.