29 de noviembre de 2014 / 03:58 a.m.

Monterrey.- Más de 3 y media toneladas de enervantes fueron incinerados la mañana del viernes en las instalaciones de la Séptima Zona Militar ante la presencia de autoridades estatales, federales y del Ejercito Mexicano.

Todo lo asegurado fue convertido en ceniza, resultado del Grupo de Coordinación como parte de la lucha frontal contra el narcotráfico.

Ernesto Badillo Aguilar, delegado de la PGR encabezó la ceremonia e informó que con esa acción se evitó que más de 3 mil 600 millones de dosis llegaran a la población.

"En lo que va del año, sumando lo que será destruido el día de hoy, llevamos casi 51 toneladas aseguradas y alejadas de la posibilidad de ser consumidas, esta droga posiblemente se hubiera quedado en Nuevo León o habría pasado por el estado".

La droga estaba relacionada con 80 averiguaciones previas iniciadas por la comisión de delitos contra la salud, con un valor en el mercado negro de 82 mil millones de pesos.

"Hago extensivo el reconocimiento que el Procurador General de la República ha expresado por el trabajo que se realiza de manera coordinada con los tres niveles de gobierno en esta entidad".

En la ceremonia se reiteró el compromiso de la PGR de combatir los delitos federales y se hizo un exhorto a la población de continuar con la denuncia ciudadana.

"La cultura de la denuncia tienen un solo fin acabar con los entes que tanto nos perjudican a todos como sociedad"

Para la denuncia anónima se proporcionaron los teléfonos 01 800 0085 400 o el correo electrónico denunciapgr@pgr.gob.mx

 

FOTO: Archivo

GUADALUPE SÁNCHEZ