REDACCIÓN
3 de noviembre de 2016 / 11:42 a.m.

GUADALUPE.- Un presunto operador del cártel de Los Beltrán Leyva detenido en junio en un operativo en San Pedro, fue nuevamente capturado, ahora por la Policía de Guadalupe, cuando lo sorprendió con otro individuo circulando en posesión de varias armas y con droga en su poder.

José Baldemar Reyes Aguirre, alias ‘El Ñañas’, y Álvaro Johan Coronado, fueron vinculados a proceso e internados en el Penal del Topo Chico por los presuntos delitos de posesión de droga con fines de venta.

Ambos fueron detenidos el domingo en la madrugada, en las calles Mier y Noriega y Morones Prieto, en la colonia Benito Juárez, en el municipio de Guadalupe, lugar conocido como ‘El Pozo’, cuando agentes ministeriales los detectaron de manera sospechosa en un vehículo Tsuru taxi, donde viajaban cuatro personas.

Al conductor, Julio Aranda Gómez, le encontraron dos dosis de cocaína en el bolsillo del pantalón, en tanto que a Johan Coronado, que viajaba en el otro asiento delantero, se le confiscó 12 envoltorios de cocaína, 2 mil 710 pesos, y un arma corta calibre 38 en la cintura.

A Reyes Aguirre le aseguraron 2 mil 890 pesos, 13 envoltorios de cocaína y una pistola calibre 380 que escondía en la parte posterior de la cintura. Los dos dijeron trabajar para el cártel de Los Beltrán Leyva.

Con ellos viajaba una mujer, identificada como Rocío Hernández, quien llevaba una dosis de cocaína.

En junio pasado, Reyes Aguirre fue detenido en San Pedro, cuando en un operativo, a tres cuadra de la Presidencia Municipal, catearon una casa de seguridad desde donde controlaban el flujo de droga en el municipio, y en cuyo interior encontraron un caballo ‘pura sangre’.