REDACCIÓN
19 de agosto de 2015 / 07:45 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia en Nuevo León (PGJNL) ejecutó una orden de aprehensión en contra de una mujer que durante ocho meses del 2014 corrompió e hizo víctima de pornografía infantil a un menor de 10 años, que actualmente está en manos de las autoridades del DIF Capullos.

Se trata de Verónica Aidé Sifuentes Guerrero, de 35 años, quien tenía su domicilio en la colonia Garza Nieto, de Monterrey, y ahora se encuentra recluida en el penal del Topo Chico.

Tras ser capturada, Sifuentes Guerrero fue presentada ante un juez de control que la vinculó a proceso después de escuchar los hechos que el niño denunció en el DIF y luego ante el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso.

En la acusación, el pequeño reveló que no tiene mamá y vive vagando por las calles de la colonia Garza Nieto, porque su padre es alcohólico y no se hace responsable de él.