AGUSTÍN MARTÍNEZ
5 de julio de 2015 / 10:45 a.m.

Monterrey.- Mientras el mes de junio es hasta ahora el más violento del año, julio inició con una tendencia parecida, al registrarse durante la primera media semana por lo menos cinco homicidios.

Tres de esos casos estarían vinculados con actividades de la delincuencia organizada, y los dos restantes corresponden a hechos de violencia familiar.

La treintena dio comienzo con el asesinato de dos jóvenes en Benito Juárez, municipio que ha registrado altos índices de violencia durante las semanas recientes.

En la colonia Los Encinos fueron acribillados Luis Luna Castañeda, de 23 años, y José Medel Rodríguez, de 22, cuando se hallaban afuera de un depósito.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 4:00 de la mañana del miércoles 1 en la avenida Los Encinos, entre las calles Sauce y Sabino.

Las primeras investigaciones por parte de las autoridades estatales señalaron al narcomenudeo como principal línea.

A las 22:30 horas del mismo día, pero en el municipio de Montemorelos, un jornalero asesinó a golpes con un barrote a su propio hermano.

El cuerpo de Leonardo Hernández Lara, de 60 años, quedó en el patio de una vivienda de la colonia Benito Juárez, donde su hermano José, de 47, se entregó a la Policía Municipal.

El supuesto responsable de los hechos declaró que estaba cansado de que Leonardo lo molestara en forma constante, principalmente cuando se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Este fin de semana la víctima fue sepultada en un panteón del municipio de General Terán, mientras que el imputado quedó vinculado a proceso.

Momentos después de esos hechos, como a las 00:30 horas del jueves, un hombre asesinó a balazos a su propio hijo en Linares, Nuevo León.

Fue durante una discusión al calor de las cervezas que Armando Garza Serna, de 53 años, disparó en seis ocasiones contra Octavio Garza Sotero, de 29.

Esta tragedia se registró en el domicilio del fallecido, en la calle Río Santa Catarina número 1200, en la colonia Infonavit Río Verde, donde la Policía capturó al padre homicida.

El jueves a las 14:00 horas fue encontrado el cadáver de un hombre, encobijado y en avanzado estado de descomposición, en un baldío a la orilla del río La Silla, frente a la colonia Villas del Río, en Guadalupe. La víctima presentaba heridas de bala y no ha sido identificada.

Si durante el mes de junio perdió la vida medio centenar de personas en hechos delictivos de diferente naturaleza, julio parece haber iniciado con una tendencia algo similar.

Las cifras de la treintena pasada se “dispararon” con el caso ocurrido en la agencia distribuidora del municipio de García, donde 10 personas murieron acribilladas por un grupo armado.