13 de diciembre de 2014 / 04:35 a.m.

Monterrey.- Tres personas fallecieron y tres más resultaron gravemente lesionadas en un accidente ocurrido sobre la carretera a Salinas Victoria, justo enfrente del Cereso de Apodaca.

La familia regresaba del funeral de la abuela y se dirigían a su domicilio en el municipio de Salinas Victoria cuando sufrieron el aparatoso y mortal accidente.

En el lugar de los hechos perecieron Juan Antonio Ávalos Muñiz, de 12 años de edad, Nelly Castillo Liñán, y una mujer cuyo primer nombre era Consuelo.

Además, resultaron lesionados Luis Humberto Ávalos Muñiz, Víctor Ernesto Ávalos y Nery Isaac Ávalos Castillo, de tres meses.

El percance sobrevino cuando el conductor del automóvil Stratus en color rojo, el cual circulaba de oriente a poniente, perdió el control.

Debido a la velocidad, el coche se impactó contra un poste, luego cayó en un pozo de la carretera y se estrelló contra la malla ciclónica del Aeropuerto Del Norte; las tres personas murieron en el acto.

Según un testigo, una de las tres personas prácticamente 'voló' y tras estrellarse contra la carretera quedó inerte.

El vehículo quedó completamente destruido debido a la fuerza del impacto; además, algunas pertenencias de la familia quedaron esparcidas sobre el pavimento de la rúa.

Cabe destacar que el personal de auxilio tuvo que recurrir a 'las quijadas de la vida' para liberar los cuerpos de los lesionados.

Por su parte, la autoridad dijo desconocer los pormenores del accidente, ya que las pesquisas preliminares no habían revelado la presunta causa; sólo se concretaron a mencionar que debido a la velocidad, el impacto fue letal.

Los lesionados fueron trasladados por diversos cuerpos de socorro a varias clínicas de la localidad.

Al punto de la tragedia también llegaron elementos de Tránsito de Apodaca y personal de Bomberos de Ciénega de Flores.

Por su parte, el personal de Servicios Periciales y de la Agencia Estatal de Investigaciones realizó los peritajes correspondientes.

En tanto que los elementos de la unidad del Servicio Médico Forense se encargaron de trasladar los cuerpos al anfiteatro del Hospital Universitario para continuar con los trámites legales correspondientes.

Al sitio de la tragedia también llegó un familiar de las víctimas, quien dijo que regresaban del funeral de la abuela y por ello consideraba que no era justo ahora perder a tres integrantes más.

 

FOTO: Marco A. Zamora

LORENZO ENCINAS Y MARCO A. ZAMORA