24 de junio de 2014 / 03:52 a.m.

Monterrey.- El reo que murió el pasado sábado el penal del Topo Chico, pereció a consecuencia de tuberculosis y enfrentaba una condena por el homicidio calificado de su esposa, a quien asesinó por celos en el 2012.

Neftalí Martínez Garza, de 39 años de edad, murió a consecuencia de esa enfermedad contagiosa, según la autopsia que le practicaron los médicos forenses del Hospital Universitario.

Martínez Garza cumplía una condena de 25 años de prisión que le impuso la entonces juez tercero penal de San Nicolás por haberlo considerado responsable de la muerte violenta de su esposa Flor Esthela Reyes, de 35 años de edad.

Ella murió el 20 de agosto de dicho año en su domicilio ubicado en la calle Eucalipto número 45, en la colonia Arboledas del Mezquital, en Apodaca.

La occisa estaba separada de Neftalí Martínez y el día de los hechos había invitado a almorzar a su novio Jesús Arturo Elizondo Páez.

Pero, la nueva pareja de la mujer decidió salir a realizar una compras y Neftalí Martínez aprovechó ese momento para atacarla a cuchilladas, porque había iniciado una nueva relación sentimental.

Una semana después de los hechos, el hombre que en ese tiempo se desempeñaba como prestamista, quedó recluido en el penal del Topo Chico, donde este fin de semana murió a consecuencia de la enfermedad contagiosa que lo atacó desde hace varios meses.

Trascendió que Neftalí Martínez enfermó unos meses después de conocer la condena que le impusieron por el homicidio que protagonizó.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL