FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ
20 de enero de 2015 / 12:10 a.m.

Un sentimiento de dolor y de impotencia es el que predomina entre los familiares del joven Jaime Martínez Moreno, quien falleció la tarde del pasado viernes en Juárez, cuando fue impactado en su motocicleta por un camión urbano.

El repartidor de pizzas, de 21 años de edad, dejó en el desamparo a su esposa, de 15 años, y a su bebé de apenas un mes de nacido.

La familia vivía en casa de una hermana de Jaime, en la colonia Praderas de Oriente, en Juárez, Nuevo León.

Fue alrededor de las 17:30 horas del pasado 16 de enero, en la carretera a San Roque frente a la colonia Gardenias, donde ocurrió el fatal percance.

"Estábamos mi cuñada y yo comiendo, cuando de repente sonó el celular, y me dice mi cuñada: Te hablan. Me dicen que me vaya a Gardenias… llegué y vi ya todo cerrado", expresó Erika Martínez, hermana de la víctima.

Jaime era un joven con muchos sueños y metas en la vida. Hasta hace dos años formó parte de la selección de futbol rápido de Nuevo León.

"El era siempre bien alegre y sonriente. Siempre llegaba a mi casa y me decía: Ya llegué, Erika. Siempre llegaba, se metía con su moto y me rumbaba", recordó el ama de casa.

Pero ahora existen solamente recuerdos. Prevalece un sentimiento de dolor y de impotencia, por lo que los deudos sólo desean que la justicia haga su trabajo y se detenga al responsable de la tragedia.

"Lo que quiero es que encierren a ese señor (operador del camión), porque dejó en la orfandad a un bebito de un mes, y no es posible. Mi hermano quería todo para el bebé. Decía: Yo voy a trabajar; a mi niño no le va a faltar nada", recalcó.

La joven señora hizo énfasis en la necesidad de regular y vigilar adecuadamente el transporte urbano, pues día a día las personas se enfrentan al peligro, ya sea a bordo de las unidades o en las calles y banquetas.

"(Los) Camiones no deben de circular así. Muchos me han dicho que (los choferes) al manejar andan drogados… andan borrachos, y así les sueltan los camiones. ¿Por qué permite un dueño que manejen así?", cuestionó Erika.

Jaime fue velado en la funeraria municipal de Juárez desde el sábado, y le dieron cristiana sepultura al mediodía del domingo en un panteón local.

En torno al chofer del camión de la ruta 224-Monte Cristal, que participó en el choque frontal por invasión de carril, él huyó tras el impacto, y no ha sido detenido ni se ha presentado en la agencia del Ministerio Público.

Este lamentable percance causó la movilización de las corporaciones de auxilio en el vecino municipio, como Protección Civil y Cruz Roja, pero el personal paramédico ya nada pudo hacer por el joven que viajaba en el frágil vehículo.

Al momento del choque la víctima salió proyectada aproximadamente 10 metros, quedado el cuerpo sobre el pavimento y a cinco metros de la moto.