MULTIMEDIOS DIGITAL
28 de junio de 2016 / 07:21 p.m.

San Pedro.- Sin el menor temor a la policía y en franco reto a las autoridades municipales y estatales, una banda de ocho delincuentes se burlaron de todo el aparato de seguridad en San Pedro.

En cuestión de minutos, los hombres asaltaron dos joyerías ubicadas en la Plaza Fiesta San Agustín, uno de los centros comerciales con mayor seguridad en ese municipio.

Los asaltantes, armados con pistolas y con mazos, irrumpieron simultáneamente en las joyerías “Shiberti” y “Max”, separadas seis metros una de la otra; ambas se localizan en la segunda planta de la nueva ampliación de ese edificio comercial.

asaltantes san agustin
| ESPECIAL
asaltantes san agustin
|
asaltantes san agustin
|
asaltantes san agustin
|

Según las primeras investigaciones, la banda obtuvo un botín cercano al millón de pesos en joyería fina.

El robo con violencia ocurrió alrededor de las 19:00 horas del martes en el edificio ubicado sobre la avenida San Agustín y Lázaro Cárdenas.

Los delincuentes llegaron a bordo de dos camionetas tipo Windstar, una en color vino y otra en color verde aqua, según se estableció. Éstas no se estacionaron y sus tripulantes circularon alrededor de la plaza, mientras que el resto de la banda cometía los atracos.

En base al video de las cámaras de circuito cerrado de seguridad instaladas en el interior y afuera del edificio, así como las que están en las joyerías, se captó el momento exacto en el cual los sujetos llegaron al inmueble y los locales.

El asalto fue cometido por ocho sujetos, los cuales, sin importarles la presencia de guardias internos y de los “supuestos“ rondines que realiza la Policía Municipal y Fuerza Civil en esa zona de alto comercio.

Se estableció que los delincuentes entraron por el lado oriente de la plaza, usaron las escaleras eléctricas que llevan a la segunda planta y caminaron 40 metros, aproximadamente.

La banda de asaltantes se dividió en dos grupos para lograr ambos asaltos, ingresando simultáneamente a la joyería “Shiberti” y otros a “Max”, donde sacaron armas cortas tipo escuadra, con las cuales amenazaron a los empleados.

En cuestión de tres minutos, según la investigación de la policía, los delincuentes vaciaron materialmente las vitrinas de los dos negocios, una de las cuales fue destrozada con lo que parece ser un mazo.

En ambos locales, las autoridades localizaron manchas de sangre en el piso, lo que hace presumir que el delincuente que destrozó las vitrinas se ocasionó una herida, dejando un rastro hasta la salida de la plaza.

Hasta las 21:30 horas del martes, se hablaba que los delincuentes habían logrado un monto cercano al millón de pesos, pero esta cifra podría ser modificada al término de las investigaciones.

En los videos, que ya son analizados por la Agencia Estatal de Investigaciones, se observa cómo los sujetos llegaron al lugar y rápidamente sacaron las armas de fuego.

En ella se observa que todos los delincuentes usaban gorras beisboleras en color negro; uno de ellos vestía camisa en color gris y se alcanza a observar que éste traía una mochila cruzada color verde; el segundo usaba camisa a cuadros en color gris y portaba una pistola escuadra (se escucha y observa el movimiento al cortar cartucho); el tercero vestía playera en color blanco, con un triángulo en color gris al frente, quien hace un movimiento con la mano izquierda sacando un arma que traía oculta en la espalda.

El cuatro delincuente traía playera en color negro con vivos azules y portaba arma de fuego; el quinto delincuente que se observa trae camisa roja; todos los asaltantes fluctúan entre las edades de 20 a 25 años de edad.

El rostro de cada uno de los delincuentes quedó grabado en las cámaras de seguridad.

De la misma forma que llegaron al edificio sin ser detectados por los guardias de seguridad y tras realizar un disparo para amedrentar clientes y empleados de negocios, los hombres abandonaron el inmueble.

Los delincuentes abordaron las camionetas presuntamente sobre la avenida Lázaro Cárdenas y circularon por la misma arteria hacía el oriente.

Por las investigaciones llevadas a cabo se presume que cruzaron la avenida Diego Rivera y al seguir por Lázaro Cárdenas dieron vuelta en una calle privada que topa con la calle Octavio Paz, donde en un estacionamiento cercano a la Universidad CNCI estacionaron las dos camionetas.

Sin embargo, se desconoce qué vehículo abordaron para seguir con la huida, ya que en esa zona no existen cámaras de circuito cerrado de las autoridades.

Lo que sí encontraron los peritos fueron manchas de sangre sobre el callejón, lo que hace presumir a la policía que uno de ellos regresó caminando hacia la avenida Lázaro Cárdenas.

Durante el asalto, un total de 15 negocios cercanos a la joyería cerraron sus puertas y resguardaron a sus clientes; además, se activó el protocolo de seguridad en varios almacenes.

Personal de servicios periciales acordonó ambas zonas y comenzaron a recabar evidencias en torno al atraco que puso en evidencia la seguridad en el municipio de San Pedro.

revelan video asaltantes san agustin