FRANCISCO CANTÚ
19 de febrero de 2016 / 07:24 a.m.

Monterrey.- Los aullidos de un perro callejero alarmaron a un sector de la colonia Fierro en Monterrey.

El animal con el fin de resguardarse del frío de la noche, quedó atorado de su cabeza debajo de una camioneta.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 22:30 horas del jueves en la calle José María Arteaga y Plan de Guadalupe, a donde acudió el personal de Protección Civil de Monterrey.

La cabeza del can se encontraba atorada entre la transmisión y el motor, por lo que ya no pudo liberarse y comenzó a aullar.

Esto sirvió para que los vecinos se percataran de lo que le estaba sucediendo al animal y pidieron el apoyo.

Tras varios minutos de maniobras, el perro fue liberado y aunque temeroso por lo que había vivido, movía la cola en señal de agradecimiento, tras beber agua el animal se refugió de nuevo en la camioneta, pero con sus precauciones.