MULTIMEDIOS DIGITAL | IRAM OVIEDO
25 de septiembre de 2015 / 01:01 p.m.

Monterrey.- Desde la madrugada de este viernes, decenas de elementos del Ejército Mexicano y la Seido, además de agentes ministeriales se encuentran resguardando la residencia en la que fue desarticulada una banda criminal.

En la vivienda, ubicada en el sexto sector de la colonia Cumbres, en la que detuvieron algunas personas, además de decomisar armas y drogas aún se encuentran diferentes autos de lujo estacionados, con placas de Veracruz, Jalisco y Nuevo León.

Del interior de la vivienda elementos de la Policía Federal retiraron a uno de sus compañeros, quien casi 12 horas antes había resultado lesionado durante el operativo.

En el lugar fue cerrada completamente la circulación por las fuerzas federales, quienes sitiaron los alrededores de la residencia.

Durante la madrugada peritos de la Procuraduría General de la República también colaboraron en el cateo, donde aseguraron lo decomisado.