FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ
17 de enero de 2015 / 02:02 a.m.

Monterrey.- Un día después del incendio que dejó cuantiosos daños en el gimnasio del oriente de Monterrey, el lugar permaneció custodiado por personal de seguridad privada.

Se espera que durante el fin de semana el Ministerio Público realice una inspección en el lugar, con apoyo de especialistas de la Dirección de Servicios Periciales.

Este viernes se observó la llegada de algunos clientes, quienes acudieron a informarse sobre las sucursales donde podrán continuar sus rutinas físicas.

Mientras tanto, personal de una empresa privada comenzó a colocar piezas de madera en la parte frontal del edificio, para impedir la vista hacia el área siniestrada.

Unos cuatro empleados de seguridad resguardan el sitio, con el fin de impedir actos de rapiña o el saqueo de equipo, materiales y pertenencias del negocio o de los clientes.

Hasta el momento se desconoce el tiempo que estará inhabilitado el lugar, además de que las autoridades deberán establecer primero el origen y las causas del incendio.

El Planeta Gim, sucursal Linda Vista, se incendió al amanecer del jueves, mientras unas 50 personas realizaban sus rutinas de ejercicios.

En el inmueble, ubicado en la avenida Prolongación Madero casi con Churubusco, no hubo personas lesionadas, pues clientes y empleados lograron salir en forma oportuna.

Un aparente corto circuito en una fuente de alumbrado interior, en el área de la guardería, pudo haber sido el detonante que dio origen al fuego, el cual se propagó con rapidez.

La gente que se hallaba en las zonas de cardio, pesas o en las regaderas, que se localizaban en el segundo nivel.

Trascendió que en el punto donde comenzó todo no había ningún niño, además de que los instructores alertaron de inmediato a todos los presentes.

En unos minutos y cuando el edificio había sido desaojado casi en su totalidad, arribaron al sitio elementos de Bomberos, de Protección Civil y de los demás cuerpos policiacos.

Se dio a conocer que el siniestro arrasó aproximadamente con el 40 por ciento del negocio, además de que el humo dañó en forma importante casi todos los rincones.