7 de febrero de 2014 / 06:33 p.m.

Monterrey.- Una desagradable sorpresa se llevaron maestras y madres de familia de un jardín de niños en Apodaca, al descubrirse que fueron saqueadas dos oficinas del plantel.

El o los ladrones se llevaron una computadora de escritorio y una portátil, un equipo de sonido valuado en casi 25 mil pesos, una pantalla de 32 pulgadas, una grabadora y poco más de 2 mil pesos en efectivo.

El producto fue sustraído luego de que forzaran los candados y cerraduras de las oficinas de la directora y de la supervisora de la zona número 81.

Este incidente fue descubierto alrededor de las 7:15 horas del viernes en el jardín de niños Gibran Jalil Gibrán, ubicado en la calle De la Flor, en la colonia La Hacienda, de Apodaca.

Fue la intendente, de nombre Alma Alicia Paredes González, quien descubrió el ilícito. Al ingresar a las instalaciones se percató de que había sido desconectada la energía eléctrica, y con ello la alarma antirrobo.

Se acercó a las oficinas de la directora y de la coordinadora de zona, observando que las puertas estaban abiertas, los candados y cerraduras forzadas, además de un completo desorden en el interior.

En ese instante le llamó a la directora, Margarita Galván. La maestra, a su vez, solicitó informes en el número 040 allí le proporcionaron el teléfono de la Policía Ministerial en Apodaca.

Tras llamar dos o tres veces fue atendida por personas que se identificaron como Marcos Pérez y Luis Zamora, quienes recibieron el reporte pero no enviaron agente a investigar.

Sobre el escritorio, en una cartulina blanca, el ladrón dejó un recado en el que lanzaba insultos a la directora. También hizo sus necesidades en un rincón de la oficina.

Momentos después de que Telediario hiciera público el caso, al lugar llegaron agentes ministeriales y policías de Apodaca, quienes dialogaron con maestras y madres de familia.

Se estableció que, para ingresar al inmueble, el o los ladrones rompieron parte de la malla ciclónica en el área sur, que colinda con un extenso baldío junto al canal del Topo Chico.

Las personas afectadas se quejaron del terreno aledaño, pues tiene mucha hierba y matorrales, que suelen ser utilizados como refugio de vándalos y drogadictos.

La Policía Municipal de Apodaca proporcionó los números telefónicos 8386-0911 y 8386-1314 para los reportes de cualquier emergencia en materia de seguridad o vialidad.

Agustín Martínez