13 de marzo de 2014 / 06:48 p.m.

Pesquería.- Por tercera ocasión un jardín de niños fue blanco de los amantes de lo ajeno, ya que en el transcurso de la madrugada entraron para apoderarse de los bienes de la escuela por un monto que rebasa los 50 mil pesos.

El plantel educativo  Antonio Gaudí se encuentra ubicado en la calle San Fernando y San Francisco de la colonia Calle de Santa María en el municipio Pesquería Nuevo León y cuenta con una población de 200 niños.

Los reportes de las madres de familia afectadas, señalan que fue en el transcurso de la madrugada cuando los ladrones entraron a cometer el robo en la dirección del plantel educativo de donde se apoderaron de los aparatos de sonido, grabadoras, micrófonos, y hasta material de limpieza come detergentes y cloro además de algunos alimentos de los menores.

Los ladrones rompieron parte de la malla ciclónica de la parte trasera en el jardín de niños además de forzar las cerraduras de la dirección para cometer el ilícito, ya que además el kínder no cuenta con luz mercurial ya que las dos luminarias que tiene en el patio no funcionan.

“Esta es la tercera ocasión que se meten a robar y ahora se llevaron todo, ya en el turno de en la tarde se metieron 5 veces y también se han llevado todo lo que encuentra, ahora solo falta que regresen por la impresora que fue la que se les olvido, pero eso nos cuesta a todos los padres de familia, imagínese a la policía le hablamos desde las 7 de la mañana y ya es la hora de salida pero nunca vinieron, y por parte de la Secretaría de Educación tampoco nos hacen caso y eso está mal” dijo Rosario Balleza Cruz presidenta de padres de familia del jardín de niños.

Otra de las madres de familia quien se identificó como Marcela Rojas Martínez, dijo que es demasiada la inseguridad que se vive en este sector de Pesquería, donde no hay policías y mucho menos luminarias que hagan pensar dos veces a los ladrones para cometer un robo.

“Queremos que el alcalde José Gloria nos mande más seguridad porque aquí no hay patrullas, a espaldas de aquí del jardín tenemos un parque que no tiene ni luminarias, la hierba está muy crecida y es muy inseguro porque aquí pasan los niños de la secundaria y la primaria que están aquí enfrente, pero nadie nos escucha, y eso no es todo, aquí no tenemos escuelas más que estas que están aquí y somos 25 sectores, los chamacos no tienen una preparatoria y entonces por eso se hacen malandros” dijo Marcela Rojas Martínez madre de familia.

Ahora solo esperan ser escuchados por la secretaría de educación y también las autoridades tanto estatales como municipales para que se les resuelva el problema de inseguridad ya que como mencionaron al final de cuentas ellos tienen que reponer el material de nuevo para que sus hijos continúen con sus clases.

Alberto Vásquez.