ISRAEL SANTA CRUZ
21 de abril de 2016 / 04:37 p.m.

San Nicolás.- Una pareja de recién casados comenzó su matrimonio con el pie izquierdo luego de que fueran víctimas de la delincuencia, justo en el momento en que contraían nupcias en la oficialía del Registro Civil.

Juan Fernando Pineda Hernández y Jaqueline Marielle Campos, acudieron este jueves a la oficialía #2 del Registro Civil en San Nicolás, ubicada sobre la avenida Nogalar, en la colonia Cuauhtémoc.
Al lugar acudieron en una camioneta Explorer en donde dejaron sus pertenencias, mientras ingresaron para hacer oficial su matrimonio ante la juez.

Sin embargo, su primer problema por afrontar como matrimonio fue ver que una de las ventanas de la camioneta se encontraba destrozada, y al registrar el interior del vehículo descubrieron que sus pertenencias habían desaparecido.

En el interior de la camioneta se encontraban tres bolsas, en las cuales había identificaciones, llaves de la casa, cerca de 12 mil pesos en efectivo y una chequera, de la cual, los dos primeros cheques estaban firmados y en blanco.

De inmediato la joven pareja llamó a la juez de la oficialía, quien señaló que en reiteradas ocasiones los jueves había víctimas de la delincuencia, pues era el día en que se realizaban los matrimonios.

El colmo para los recién casados es que de inmediato llamaron a la institución bancaria donde tenían sus cuentas para cancelarlas y evitar un robo mayor, pero en el banco les informó de dos movimientos con cheque por alrededor de siete mil pesos, mismos que no podrían ser devueltos.

Al final los delincuentes se apoderaron de entre 40 y 45 mil pesos, entre el dinero en efectivo y los artículos.

A los pocos minutos arribó la Policía Municipal de San Nicolás, y aunque la juez señaló que en reiteradas ocasiones han solicitado vigilancia, el efectivo que acudió al lugar destacó que no existía reporte.

Trascendió que la juez ha solicitado en diversas ocasiones apoyo a la Dirección de Registro Civil para instalar cámaras de circuito cerrado, pero no han sido autorizadas, e incluso dijo que la malla ciclónica instalada en el perímetro del estacionamiento fue pagada de su bolsa.

Los afectados acudieron a interponer una denuncia al CODE, aunque reconocen que difícilmente podrán recuperar las pertenencias con las cuales comenzarían su vida matrimonial.