MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de enero de 2016 / 04:30 p.m.

Monterrey.- Con el nuevo Gobierno Estatal también llegó un repunte importante en los índices delictivos, sobre todo en robo de vehículos, extorsiones y violencia familiar, situación que de no atenderse a tiempo, puede desencadenar que Nuevo León tenga un retroceso y vuelva a vivir la inseguridad del 2010.

El Observatorio Ciudadano de Nuevo León presentó un análisis de las cifras de delincuencia oficiales proporcionadas por la Procuraduría, en el que se puede observar que en el último trimestre, los índices delictivos han ido en aumento, por lo que exhortaron a la autoridad a cambiar estrategias, involucrar más al sector privado y a la ciudadanía, e informar claramente sobre las cifras de delitos.

Las cifras oficiales indican que durante el 2015, las extorsiones aumentaron en un 35 por ciento, el robo a vehículos en un 13. 2 por ciento, y la violencia familiar de 22 al 72 por ciento, de acuerdo a cada uno de los municipios.

Los coches robados también preocupan, pues las cifras en este rubro son bastante claras. En el 2014 se robaron 237. 5 automóviles mensuales, mientras que en el 2015 se cerró con 269 por mes.

En el delito de extorsión, que por su naturaleza muchas veces no es denunciado, Nuevo León pasó de ser el quinto lugar entre los estados del país durante el 2014, al segundo sitio en el 2015. En los municipios, San Pedro está en primer lugar.

Indiscutiblemente el 2015 marcó un retroceso en materia de seguridad, coincidieron los representantes de los organismos empresariales, y le corresponde al Gobierno Estatal cambiar a una estrategia más efectiva y no ocultar cifras.

GOBIERNO ANUNCIA REUNIÓN

En tanto, el mandatario estatal reconoció la falta de revisión de estas estadísticas, por lo que la próxima semana se llevará a cabo una reunión con los alcaldes metropolitanos, el gabinete de seguridad y con fuerzas federales, para revisar y analizar a detalle la situación de cada municipio.

Gobernador reconoce inseguridad enlace sandra gonzla 26 01 16

Jaime Rodríguez reconoció que hay delitos que no se denuncian ante el ministerio público, por lo que modificarán la estrategia de comunicación con el objetivo de informar también los resultados.