MARCELA PERALES | MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de agosto de 2015 / 10:18 a.m.

Apodaca.- Vecinos de la colonia Misión Fundadores en Apodaca han colocado una malla ciclónica  en el cruce de la avenida fundadores con la calle estelaris debido a que en los últimos meses han sido víctimas de robo con violencia en sus domicilios. 

La colocación de la malla ciclónica ha despertado el enojo del resto de los vecinos quienes mencionan que no pueden transitar con sus automóviles por la calle fundadores, una calle que es local y libre para todos. 

A pesar de que los vecinos de la colonia Misión de Fundadoras han acudido al municipio de Apocado, aún no cuentan con un permiso firmado donde la Secretaría de Desarrollo Urbano les autorice el cierre de esta calle, sin embargo los vecinos argumentan que existe un acuerdo verbal con el ayuntamiento. 

Fernando Marines, uno de los vecinos afectados por la delincuencia en este sector aclaró que no han cerrado la calle, sino que sólo han controlado los accesos a esta colonia debido a la ola de violencia que se ha recrudecido en los últimos años. 

"Nosotros hemos tomado la decisión no de cerrar la colonia, más bien el de controlar los accesos debido a que hemos tenido una ola de violencia que viene de años atrás y que se ha  recrudecido", explicó. 

Marines explicó que otro de los motivos por los que se decidió el cierre de esta entrada es por que muchos automovilistas al utilizarla como atajo lo hacen a exceso de velocidad lo cual representa un peligro para los menores que juegan en un parque aledaño a la zona. 

Asimismo, comentó que con esta medida esperan que los criminales ya no tengan escapatoria, pues los vecinos detectaron que cuando se cometen robos a domicilio, en el parque los cómplices de los delincuentes los esperan para ayudarlos a darse a la fuga. 

Por otra parte, los automovilistas inconformes señalaron que de ser necesario se presentarán ante el municipio de Apocada para reabrir la circulación en este cruce de la colonia Misión de Fundadores

Al menos el 50 por ciento de las 800 viviendas que componen esta colonia han sido robadas, mientras que 150 han sido abandonadas ante el fatal clima de inseguridad.